fbpx
música

Die Antwoord: cuando los dioses bajan a bailar con sus fieles.

Finalmente llegó la fecha. El lunes 22 de mayo en punto de las 9:15 pm de la noche, los fanáticos aclamábamos que Die Antwoord saliera ya a escena. En el WTC Pepsi center no cabía una persona más. El calor extremo no fue suficiente para que la emoción no nos invadiera.

Como si se tratase de un juego de video, Die Antwoord abrió su presentación y de pronto todos pudimos ver al fondo a Dios (GOD), el DJ y productor del dúo. Con su característico rostro deformado y cubierto por el gorro de una enorme sudadera, el espectáculo comenzó con una extraña interpretación de la clásica Carmina Burana. Nada mejor para comenzar este ritual que estos cantos goliardos del siglo XII y XIII para que los asistentes nos pusiéramos en sintonía con este espectáculo sin igual.

Yo-landi Vi$$er y Ninja son los perfectos maestros de ceremonias para lo que solamente se puede describir como un circo oscuro. El característico ritmo de este grupo se mezclaba con el sudor, la cerveza y la ansiedad de los espectadores. Los juegos de luces y la imágenes en las pantallas no dejaban a nadie indiferente. Como si fuésemos parte de uno de sus videos, los asistentes nos sentíamos parte de ese siniestro y encantador universo que estos artistas han logrado crear y que ha encantado a miles de personas.

Captura de pantalla 2017-05-25 a las 11.54.00 a.m.

Con distintos cambios de ropa, nos fascinamos con el talento y simpatía de Yo-landi y Ninja, quien aprovechó el clamor de la multitud para aventarse sobre ella y dejarse llevar por su adoración. Yo-landi por su parte, hizo gala de sus movimientos de nena sexy y de diosa pagana, tal y como la inmortalizó Damien Hirst en su más reciente exposición. Ambos pusieron a todos a bailar con tal frenesí que era imposible no sentirse dentro de un estilo de baile de la muerte, un tipo de coreomanía en la que los cuerpos ya no pertenecían a uno mismo, sino a Die Antwoord.

 

Captura de pantalla 2017-05-25 a las 11.52.48 a.m.Haciendo gala de sus mejores movimientos, Die Antwoord celebró junto al público su excelencia musical y su estilo único con sus canciones más reconocidas. Además, pudimos ser testigos de su entrega absoluta a su público, su carisma y sencillez y talento. Es innegable que este dúo tiene muchísimo más que ofrecer y que su aportación al mundo de la música tienen todavía mucho que ofrecer. Estamos ante un fenómeno musical que aún no alcanza su cima y que tiene mucho camino que recorrer. México ha sido afortunado de poder tenerlos ya en dos ocasiones y esperamos que sigan habiendo muchas más pues su seguidores estamos seguros que aún hay muchos dulces que repartir.

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *