Sabemos que los fans de Star Wars son enormes coleccionistas de los objetos que han sido utilizados en el set del universo de George Lucas y durante 40 años esta saga se ha caracterizado por la producción de objetos en torno a la guerra de las galaxias, que al día de hoy continúa siendo un gran éxito.

Sin embargo, los precios que alcanzan estos objetos suelen ser exorbitantes sobre todo si fueron utilizados durante la grabación de las películas; como fue el caso de el sable de luz utilizado por Luke Skywalker en Star Wars: Episode V – The Empire Strikes Back, segundo episodio del majestuoso género space opera que creó George Lucas.

Dicho sable, que se perdió en la Ciudad de las Nubes del planeta Bespin fue vendido en nada más y nada menos que ¡450 mil dólares! Durante una subasta, alcanzando el precio de casi medio millón de dólares.

El pequeño droide galáctico R2D2 de un metro que conserva elementos de los originales de varias películas fue subastado en 2.76 millones de dólares en Los Ángeles, superando incluso la apuesta que tenía la casa subastadora. También se vendió un traje de Darth Vader por 100 mil dólares.

La subasta formó parte de la colección de recuerdos de películas de Hollywood.

DEJA UNA RESPUESTA