fbpx

El Festival Internacional de Cine de Venecia acogió la premier mundial de A Star Is Born, la nueva versión del clásico musical dirigida por Bradley Cooper y protagonizada por Lady Gaga.

Esta es la tercera vez que esta cinta es llevada a la pantalla grande. La primera fue en 1954 con Judy Garland y en 1976 con Barbra Streisand. En esta versión, Lady Gaga debuta en la gran pantalla como protagonista y lo hace luego de llevarse el Globo de Oro por su papel en American Crime Story.

A Star Is Born es la primera película de Bradley Cooper como director quien ha sabido rodearse de un estupendo equipo técnico y artístico para la producción. El guión lo ha coescrito él mismo junto a Eric Roth (Forrest Gump, El curioso caso de Benjamin Button) y Will Fetters, experimentado escritor del cine romántico para millennials con los libretos de películas como Recuérdame o Cuando te encuentre. Para su debut tras las cámaras, Cooper contrató como director de fotografía a Matthew Libatique, uno de los cinematógrafos más respetados de Hollywood y colaborador habitual de Darren Aronofsky. En cuanto a la posproducción, el actor contó con Jay Cassidy, quien editó las películas American Hustle y Silver Linings Playbook, ambas protagonizadas por Bradley.

Pero lo más importante es la música original que se escucha durante toda la película y en la que han trabajado Cooper, Gaga (con su nombre original, Stefani Germanotta), el DJ, productor y compositor Mark Ronson —el mismo que trabajó con Bruno Mars en esa ya mítica “Uptown Funk”—, el productor de country Dave Cobb, el grupo de rock Lukas Nelson & Promise of the Real y el cantautor y guitarrista country Jason Isbell. Un equipo de genios con varios premios Grammy.

El film comenzó como un proyecto que tenía nerviosos a muchos en Hollywood dada la inexperiencia de Cooper y por la retirada de Beyoncé tras dar a luz. Sin embargo, logró convertirse en una de las producciones más importantes del año.

Bradley Cooper interpreta a Jackson Maine, un músico que descubre a la joven cantante Ally (Lady Gaga), quien aspira a convertirse en una gran estrella. Ally está a punto de renunciar a su sueño de dedicarse a la música hasta que Maine decide ayudarla en su carrera hacia la fama. Pero cuando por fin logra despegar la joven cantante, Jackson deberá luchar contra si mismo y sus demonios internos. El elenco lo completan Sam Elliott, Andrew Dice Clay y el comediante Dave Chapelle, entre otros.

Se ha mencionado que las actuaciones son excelentes y que es una película que no debe dejar de verse.