fbpx
Moda

Balmori Roofbar

Ubicada en el corazón de la Roma y lista para convertirse en tu nueva y favorita opción, se encuentra esta increíble terraza con una de las mejores ofertas gastronómicas y de mixología de la ciudad.

Con una carta creada por el chef Azari, el Balmori es un espacio atrevido en todos los aspectos y determinado a que pases horas de manjares y diversión con su extraordinaria carta e ingeniosa coctelería. No importa si es fin de semana o entre semana, el lugar es tan atractivo que funciona para cualquier ocasión.

Desde el momento en el que llegamos nos sentimos acogidos y bienvenidos en un lugar extremadamente confortable y que invita a probar cada delicia que será llevada a tu mesa.

Comenzamos con unas tostaditas de atún con aderezo de cilantro y rábano y un Tataki de atún, fresco y sellado con un toque de jengibre, ponzu y un brote de betabel. Ambas entradas dieron comienzo a una espléndida tarde digna del más exigente sibarita. Su sabor y frescura son extraordinarios, por mucho los mejores de la zona.

Además, nos trajeron una suculenta alcachofa a las brasas con queso parmesano gratinado y una vinagreta de balsámico que en verdad nos hicieron chuparnos los dedos. Cocida a la perfección y con ese toque ahumado que la brasa le brinda, esta alcachofa es un must para los amantes de esta planta.

La Pizza de Prosciutto, hecha con auténtica masa estilo italiano hecha en casa es una manera perfecta para continuar. Tiene la textura y aire perfectos para comerla sin vergüenza y sin temor a llenarte demasiado rápido. La salsa es impecable, hecha con ingredientes frescos y resaltando la textura de la masa y el sabor del jamón, convirtiéndola en la perfecta transición. Y para acompañarla nos trajeron un exquisito Carpaccio de Zucchini con arándanos, único por su corte fino y textura crujiente de la verdura del día: simplemente glorioso.

Después nos deleitaron con unas Carnitas de Rib Eye, montadas en una cama de guacamole y con calientitas tortillas azules recién hechas. Este plato es un manjar. La textura “achicharronada” del Rib Eye es excelente para un gran taco, con el guacamole sazonado impecablemente.

Cabe resaltar que mientras nos dábamos este festín, del cual estamos profundamente agradecidos, el mixólogo de la casa nos preparó una bebida excelsa, deliciosa para los amantes del burbon, una suerte de whisky sour pero con notas ahumadas de canela y vainilla, y adornado con un delicioso bombón tatemado que debes morder antes de dar un sorbo. ¡Nos fascinó!

El lugar es bellísimo y esto sólo lo hace aún más propicio para una larga sobremesa, no sin antes probar los maravillosos postres que su carta nos ofrece. A nosotros nos dieron una consentidota, primero con una Bomba de Chocolate, diseñada para los amantes de este conjunto de endorfinas y felicidad. Una esfera de chocolate circundando una bola de helado sobre un mousse de avellana. Simplemente tan maravillosa como la imaginas. Y para cerrar con broche de oro, todavía nos comimos unas Donitas de Manzana, aros de manzana al tempura con una compota de frambuesa y una bola de helado. El balance entre ácido y dulce de este postre es supremo y no deben dejar de probarlo.

Y claro, decidimos pasar el resto de la tarde ahí, ya que con un ambiente perfecto, la música y la estupenda atención, no había un mejor lugar donde estar. Ah, y no te preocupes por la temporada de frío ya que el lugar cuenta con un techo corredizo, así que si hace calor se abre, si no, se cierre y es acogedor.

Martes a sábado de 1:30 pm a 2:00 am. Domingos a de 1.30 pm a 6.00 pm.

Zacatecas 139 esq. Jalapa, Col. Roma Norte.

Reservas: 52 64 17 57

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *