fbpx
Arte

Carolee Schneeman. La rabia femenina hecha arte (1939-2019)

Carolee Schneeman murió el día de ayer a la edad de 79 años.  Con su muerte se escribe uno de los puntos finales de la historia del feminismo en el arte.

Schneeman fue una artista multidisciplinaria que transformó la definición de arte, especialmente alrededor del discurso del cuerpo, la sexualidad y el género. La historia de su trabajo se caracteriza por su investigación sobre las tradiciones visuales arcaicas, el desdichado placer de los tabúes suprimidos y el cuerpo en una dinámica relación con lo social.

Su obra -fotografía, instalación, performance- ha sido mostrada en cientos de museos de Estados Unidos y del mundo. Fue catedrática en muchas Universidades de norte América y escribió varios libros.

Fue hasta la década de los 90 cuando los trabajos de Schneemann comenzaron a ser reconocidos como importantes obras de arte feminista.  Jan Avgikos escribió en 1997, “Antes de Schneemann, el cuerpo femenino en el arte era mudo y funcionaba casi exclusivamente como un espejo del deseo masculino”.

Carolee Schneemann comenzó su carrera artística como pintora en la década de 1950. Sus trabajos de pintura adoptaron algunas de las características del arte Neo-Dada. La artista describía el ambiente en la comunidad del arte en ese momento como misóginas y que las mujeres artistas de la época no eran conscientes de sus cuerpos. Así, optó por centrarse en la expresividad de su arte en lugar de la accesibilidad o la elegancia y se describía como una formalista. Poco tiempo depués se involucró con el movimiento artístico de los happenings cuando organizó Journey through a Disrupted Landscape en el cual invitó a la gente a arrastrarse, trepar y andar por el barro. Bajo la influencia de figuras como Simone de Beauvoir, Antonin Artaud, Wilhelm Reich, y Allan Kaprow, Schneemann se vio atraída por la pintura.

En 1962 empezó a usar su cuerpo desnudo en las obras. A pesar de que su trabajo en la pintura no llamó mucho la atención, su producción en cuanto a instalación y performance la colocó en un lugar muy importante dentro de la historia del arte.

Su primer gran obra de este estilo fue Eye Body de 1963. En ella, Schneemann creó un espacio lleno de espejos rotos, paraguas motorizados,y unidades rítmicas de color. Schneemann se cubrió con diversos materiales como grasa, yeso y plástico y creó 36 “acciones de transformación” – fotografías del artista islandés Erró de sí misma en su entorno construido.

Eye Body

 

Otra obra fundamental en el corpus de Schneeman es Meat Joy de 1964 y la cual giró en torno a ocho figuras parcialmente desnudas bailando y jugando con varios objetos y sustancias, entre ellas pintura fresca, embutidos, pescado crudo, trozos de papel y pollos crudos. Schneeman describió esta obra como un rito erótico y dionisíaco. Durante su presentación, un hombre se levantó de su asiento, arrastró a Schneeman a un costado de donde se llevaba a cabo la acción y comenzó a estrangularla hasta que dos mujeres, también del público, se lo quietaron de encima. La artista volvió a la acción y siguió sabiendo lo que su obra podía provocar.

 

Meat Joy

Otra de sus piezas clave es Interior Scroll, una pieza de influencia Fluxus con su uso del texto y el cuerpo.  En la pieza Schneeman entraba al recinto donde presentaría la acción y después de unos minutos dedicados a pintar mensajes y formas sobre su cuerpo desnudo -en un ejercicio de action painting- y de adoptar poses que ridiculizaban a las habituales de las modelos de arte, el performance daba un giro que ni siquiera los más liberales aceptaron de primera, pues extraía de su vagina un largo manuscrito enrrollado, lo desplegaba y leía lo escrito en él, un texto propio titulado Cézanne, She Was a Great Painter (Cézanne, Ella era una gran pintora).  Esta pieza fue importantísima pues mediante la colocación de la fuente de la creatividad artística en los genitales femeninos, Schneemann cambiaba las connotaciones masculinas de arte minimalista y el arte conceptual en una exploración feminista de su cuerpo.

Interior Scroll

Su legado seguramente continuará a través de las siguientes generaciones de mujeres artistas y de todas aquellas luchando por la igualdad de género.

 

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *