fbpx
Diseño y Arquitectura

Iñaki Echeverría, Cuando el Destino Nos Alcance: Landscape Urbanism en Museo Tamayo

El miércoles 28 de junio el Museo Tamayo fue sede de la cuarta edición del foro Landscape as Urbanism in the Americas (Paisaje como urbanismo en América) la cual reúne una serie de debates sobre las posibilidades del paisaje como medio de intervención urbana en contextos sociales, culturales, económicos y ecológicos específicos de las ciudades latinoamericanas. Algunas ediciones anteriores del proyecto se han llevado a cabo en Santiago de Chile, Medellín y Brasilia.

En las últimas dos décadas, el paisaje ha sido reclamado como modelo y medio para la ciudad contemporánea. Durante este tiempo, una serie de prácticas arquitectónicas y urbanas alternativas han surgido en toda América Latina. Muchas de ellas exploran las implicaciones ecológicas y territoriales del proyecto urbano, y su aparición ha coincidido con transformaciones sociales y políticas en muchos países de la región.

 

Paisaje como Urbanismo en América Latina es una iniciativa del Office for Urbanization dirigida por el profesor Charles Waldheim de la Graduate School of Design de la Universidad de Harvard. En el simposium se presentaron a una serie de voces emergentes y otras ya consolidadas alrededor de la práctica del paisaje como forma urbana. Uno de estos exponentes con años de trayectoria es Iñaki Echeverría, arquitecto y paisajista urbano. Su firma se especializa es en la aplicación de técnicas convencionalmente asociadas a arquitectura, diseño, ciencia, ecología y tecnología para reconsiderar esta intersección como oportunidad de transformación de edificios, paisaje e infraestructura. Su despacho ofrece soluciones únicas y específicas para proyectos relacionados con el futuro urbano. Su trabajo en proyectos públicos y privados ha sido ampliamente publicado y exhibido en América, África, Asia y Europa.

Echeverria es académico en Harvard, Upenn, TU-Berlin, Unam, Ibero y en 2008 fundó un taller anual en Aedes Network Campus Berlin. Es miembro del consejo asesor del Office for Urbanization de Harvard, del Conduse en la Ciudad de México y del Journal of Contemporary Urban Affairs.

Durante su ponencia, Iñaki, se mostró renuente a hablar sobre el Proyecto Parque Ecológico Lago de Texcoco, PELT, del cual es autor y director. Y se mostraba reticente a hacerlo no porque no sea relevante sino porque ya no es viable. Esto es porque el PELT fue primero que nada concebido como un plan de infraestructura, es decir, un sistema de control de riesgo y de aguas pluviales, el cual era uno de los pasos fundamentales para restablecer el balance urbano de la zona metropolitana del Valle de México. Con la actual construcción del aeropuerto internacional en la misma zona, Echeverría aseguró que el objetivo inicial se ha vuelto imposible de alcanzar.

Sin embargo, sí quiso comunicarle a su audiencia las cosas que aprendió durante ese trabajo y de cómo esta enseñanza ha moldeado su práctica actual.

Fue a través de esta experiencia que generó una metodología de diseño que denomina como “La lógica de jardinero”, la cual describió en un artículo que escribió hace 15 años en conjunto con Richard Plunz, el director del Laboratorio de Diseño Urbano en el Instituto de la Tierra.

Fue durante el PELT que se dio cuenta que la escala, la cultura, el arte, el diseño y la tecnología coinciden, y que el rol del diseñador y el significado del diseño deben reconsiderarse y sus objetivos amplificados. Iñaki está convencido que estos tipos de trabajos van más allá de la tradición arquitectónica y pueden impactar la realidad de distintas formas. Además, apuntó que en este tipo de proyectos, es importante tener en mente lo que se conoce como Moonshots, concepto que describe una tarea difícil y costosa pero cuyo resultado se espera que sea de gran importancia. Un moonshot debe de tener 3 puntos clave: que inspire, que sea creíble y que sea imaginativo.

Para él, lo del PELT fue un primer intento de crear un Moonshot, del cual aprendió y se dio cuenta de los retos y oportunidades que existen en el mundo actualmente. Prosiguió a mostrar datos duros. Para el año 2050, el 95% de las personas habitarán algún tipo de ciudad. Treinta ciudades se convertirán en el hogar de más de 20 millones de personas. Es por tal razón, que sabe que lo que se haga en un futuro próximo con las ciudades y los sistemas que las sostienen, definirán completamente la calidad de la existencia de casi toda la humanidad. Las ciudades son consideradas como la creación humana más efectiva en cuanto a la promoción de la empatía, la tolerancia, la creatividad y la innovación, y por lo tanto su subsistencia y mejoría puede convertirse en una de las contribuciones más fuertes de los diseñadores al futuro de la humanidad.

En su despacho se han dedicado durante los últimos años, a la creación de estas líneas de investigación y la cuales denomina rurbanstudios. Este proceso creativo permite desarrollar iniciativas culturales y de innovación en diseño, negocios y políticas públicas.

Este emprendimiento no cuenta con ningún tipo de apoyo por parte de una institución. Sin embargo, esto no ha sido un impedimento para continuarlo, pues ha implementado un sistema para seguir desarrollándolo. Echeverría utiliza su trabajo con sus alumnos para explorar, a través de una lógica de diseño, preguntas que se relacionan con el rurbanstudio. Luego, trabajan en puntos específicos de entrada al mundo real y lo estructuran como una propuesta de negocio, la cual presentan a instituciones públicas y privadas en búsqueda de apoyo. En esta etapa, es cuando junto con las instituciones trabajan para obtener resultados que puedan conducir a una siguiente etapa de crecimiento, réplica y distribución del proyecto como sistema.

Esta parte final aún está por descubrirse, añade, pues es un territorio desconocido para él. Espera que en un futuro el concepto de rurbanstudios sea parte de una estructura mayor, con un patrocinio de una institución seria que pueda otorgarle un mejor acceso a un mayor capital humano e intelectual.

El trabajo de investigación rurbanstudio comprende 8 ejes directivos: 1) Diversidad de diseño como fuente de conocimiento irremplazable. Todo aquel conocimiento basado en la experiencia empírica que no debe de ser desperdiciada. Es decir, muchos de los sistemas tradicionales de conocimiento se han perdido en el proceso de globalización. Hay que dejar de desacreditar la sabiduría empírica cuando no se entienda. 2) Asentamiento masivo-poético. Si no se encuentran maneras de crear condiciones poéticas, bellas, significativas y sustentables, la mayor parte de la humanidad tendrá que vivir en ciudades tal y como hoy en día las conocemos. 3) Movilidad post-rueda. La ingeniería considera a la rueda como algo demasiado perfecto como para que la naturaleza la haya creado. El costo histórico de considerar a la rueda como el concepto en el que basamos la idea de movilidad es gigantesco. A pesar de esto, muchas de las ciudades de hoy en día se sienten cada vez menos desarrolladas o avanzadas desde la perspectiva de la accesibilidad humana. ¿Qué supondría cambiar

nuestra perspectiva en este aspecto a la construcción de nuestras ciudades? 4) Infraestructura multifuncional. Construir medio ambientes de actuaciones complementarias. La mayoría de la tecnología que se usa hoy en día se entiende como multifuncional y hasta cierto grado se espera que las ciudades funcionen de la misma forma. Pero la realidad es que la mayor parte de la infraestructura que se habita tiene una sola función. Los caminos son caminos, los trenes de pasajeros no son de carga, etc. Además, se tiene que integrar a la arquitectura con el paisaje. 5) Ciudades desenchufadas. Infraestructura sanitaria sin cables y tuberías. ¿Cuál sería el impacto de tener ciudades con estas características? 6) Destrucción territorial, regulación y planeación rural. La ciudad invisible. La procuración de recursos ha sido, históricamente, uno de los mayores impactos se los asentamientos en las ciudades. Las ciudades impactan el territorio por la ocupación directa y por el agotamiento indirecto de las mejores tierras disponibles para procurar comida y recursos. Es de vital importancia expandir los reglamentos y las técnicas de planeación para incorporar lo rural. 7) Escasez de agua, agotamientos acuíferos, contaminación de nitrógeno. Ya no se cuenta con muchos recursos de agua dulce y la agricultura impacta de manera brutal el planeta, además de ser la principal fuente de contaminación de nitrógeno. 8) Seguridad alimenticia. Gran parte de este problema es que la agricultura ha evolucionado muy poco durante los últimos 3,000 años y su lógica está basada en un abuso intensivo de la tierra y el agua. Por otra parte, el problema de la sobrepoblación es innegable. Si no se hace algo al respecto, la hambruna será un hecho y dará paso a las guerras. Se necesita cambiar la forma en la que se hacen las cosas, finalizó.

Durante los últimos años, Iñaki ha estado trabajando con estas líneas de investigación. Ha desarrollado algunos estudios académicos. Ha obtenido el apoyo de gobiernos locales y federales, y de capital privado para establecer un proyecto de producción vertical y orgánico, el cual ha llamado Foodcluster. Con este proyecto, se planea construir una fábrica orgánica de comida que funcionará con un sistema operativo que acelerará la velocidad de producción de comida mil veces más y ahorrará el 98% de agua a diferencia de métodos convencionales. Su objetivo es traer de vuelta a las ciudades la producción alimenticia.

De esta manera, Iñaki Echeverría demostró ser uno de los líderes en cuando a paisajismo urbano y dejó a los asistentes con una pregunta en la mente, ¿es momento de cambiar o dejaremos que el destino nos alcance?

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *