fbpx
Cine

D’après une histoire vraie

La pasada edición del festival de Cannes concluyó con la presentación, fuera de concurso, de lo nuevo de Roman Polanski, D’après une histoire vraie (Basada en hechos reales), adaptación a cargo del propio director y de Olivier Assayas, del best-seller homónimo de Delphine de Vigan, protagonizado por una Emmanuelle Seigner, quien le da vida a la escritora Delphine y L., su doble, vecina y perseguidora, encarnada por Eva Green.

Muchos se preguntaron cómo era posible que el último trabajo de un director de la talla de Roman Polanski fuera excluido de la competición y proyectado el último día del certamen. La razón era sencilla: esconderla no era una forma de menospreciarla, sino de protegerla.

La creación novelística es un asunto que Polanski ya ha tratado en el pasado en títulos como The Ghost Writer (2010), The Ninth Gate (1999) y la famosísima Rose Mary’s Baby (1968), entre otros.

La película arranca con una sesión de firmas en la que se genera un clima nebuloso entre realidad y ficción, primero con las reacciones emocionadas de las lectoras y luego con una disociación entre la figura de la escritora y la mujer. Este sutil juego sobre el tema del doble, esa figura central de lo ominoso, seguirá y se amplificará a lo largo del film, más aún con la aparición del personaje de L., que invade y manipula cada vez más a Delphine bajo el pretexto de animarla a producir ese libro escondido que lleva dentro de sí.

Sobre la dimensión de la usurpación se erige la cinta, y se juega a placer con la credulidad del frágil personaje de Seigner frente a la descarada personalidad de Eva Green, que embriagada por su impunidad, deleitándose en su viciosa audacia, llegará a emitir amenazas en tono de broma.

Polanski habló exclusivamente de su filme durante el festival: “¿Si Elle existió de verdad? Que cada espectador saque las conclusiones que le parezcan. Historia verdadera o de ficción, ¿quién puede afirmarlo con certeza en estos tiempos? Vivimos bajo un bombardeo tecnológico de noticias, imágenes, sugestiones y estamos hambrientos de la verdad, pero cada vez es más difícil conocerla, porque existen sistemas para manipularla, que pueden llegar a cambiar el destino de una nación”.

No por conocidos los trucos de Polanski y su excepcional manejo de la intriga, la ambigüedad y el erotismo D’après une histoire vraie deja de ser atractiva. Al contrario, en cada momento se puede sentir y disfrutar del cine de este maravilloso director, quien nunca ha dejado insatisfecho a sus seguidores.

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *