fbpx
Cultura

Diana Ham: artiste extraoirdinaire

Luzia

Cirque du Soleil llega a México con una producción deliciosa, imaginativa y visualmente impresionante: LUZIA, así soñamos México. La temporada iniciará en Guadalajara el 30 de agosto, el público de Monterrey tendrá la oportunidad de ver el show a partir del 4 de octubre. Finalmente, el telón se levantará en la Ciudad de México el 8 de noviembre.

A través de una serie de grandes sorpresas visuales y actuaciones acrobáticas que quitan el aliento, LUZIA lleva al público a un viaje surrealista a través de un mundo vibrante y suntuoso, lleno de maravillas y arte impactante. Suspendido en algún lugar entre los sueños y la realidad, pasa, suavemente de un viejo set de películas en el océano a un salón de baile lleno de humo, o un desierto árido. LUZIA, de forma inteligente, trae al escenario múltiples lugares, rostros y sonidos de México tomados tanto de la tradición como de la modernidad mexicana. Rico en momentos inspiradores, LUZIA encanta mediante la lluvia en múltiples escenas acrobáticas y artísticas. Es la primera vez que se hace uso de este recurso en una producción en gira del Cirque du Soleil.

Con actuaciones acrobáticas fascinantes y refrescantes, LUZIA lleva las disciplinas circenses tradicionales y contemporáneas a un nivel completamente nuevo. Los acróbatas del número de la Rueda Simple realizan proezas sin precedentes de rodar y girar bajo la lluvia, mientras que, a su vez, un aerógrafista suspendido de un trapecio vuela y gira a través de lluvias torrenciales. Los
Clavados en Aros son realizados en enormes bandas para correr, expandiendo exponencialmente la velocidad y la cantidad de atrevidos saltos. Los momentos culminantes más asombrosos incluyen un contorsionista masculino, torciendo hábilmente su cuerpo en las posiciones más inimaginables del mundo. Un poderoso especialista en Cuerdas Aéreas desafía las leyes de lagravedad en el centro de un cenote, y dos jugadores de fútbol mezclan, hábilmente, el baile callejero con la manipulación alucinante de un balón.

Tuvimos la oportunidad de hablar con una de las principales acróbatas de este espectáculo, Diana Ham, quien lleva acabo un número maravillo e impactante de Pole Dance.

Diana inició su carrera circense a los 20 años, después  de ver un programa especial por televisión sobre el espectáculo Varekai de Cirque du Soleil. Aunque ya era una mujer adulta, Diana estaba decidida a realizar sus sueños y entrenó durante muchas horas para desarrollar la fuerza y flexibilidad necesarias para convertirse en una artista de circo profesional.

Diana comenzó presentándose en un acto de contorsionismo a dúo dentro de compañías mexicanas de circo tradicional antes de crear su propio acto de aro en las alturas. Ella descubrió en YouTube el Pole Dance (baile en mástil) y se enamoró de este estilo. Aprendió la técnica por su cuenta y creó su propia forma de expresión acrobática, describiendo este estilo como híbrido
entre baile y circo. Antes de unirse al elenco de LUZIA, Diana compitió en varios eventos internacionales como el Pole Dance World en Zurich, 2010 y el Aerial Pole Dance International en Bern, 2012. Además, apareció en televisión como finalista en “México Tiene Talento”. Diana está muy emocionada de ser parte de LUZIA, un espectáculo que celebra la riqueza de su cultura y está muy agradecida de poder compartir su pasión y energía con la audiencia alrededor del mundo.

Elizabeth Rivera: Hola Diana, gracias por tu tiempo con nosotros. Primero, me gustaría saber de dónde eres originaria.

Diana Ham: Soy de la Ciudad de México.

ER: ¿Te dedicas de tiempo completo a la acrobacia?

DH: Digamos que ahora sí, pues es una cuestión de tiempo completo, pero también soy artista plástica.

ER: ¿Cómo fue que te iniciaste en la acrobacia?

DH: Es una larga historia. Desde siempre he estado metida en comedia musical, ballet, música, gimnasia rítmica. Un buen día decidí dejar la universidad y seguir mi sueño. Así que busque la forma de como hacerlo y empecé a buscar a una maestra cubana que estuve persiguiendo de circo en circo hasta que comenzó a entrenarme. Estuve aprendiendo varias disciplinas circenses antes de aprender pole dance. De eso ya tiene casi 14 años. Un día alguien me mostró un video de una chica llamada Felix Cane y me enamoré. Me dije que quería hacer eso. Me preparé y al siguiente año ya estaba compitiendo en el Pole Dance World en Zurich. En esa competencia competí contra ella. Después, en el 2010, me quedé en el banco de artistas del Cirque du Soleil y 5 años más tarde me hablaron para este proyecto, el cual no estaba muy segura de que trataría, pero cuando llegué a Montreal me quede impresionada al ver que era sobre México y que tenían toda una idea muy clara, como si hubieran vivido, saboreado México. Fue increíble.

ER: Se sabe que es muy difícil entrar al Cirque du Soleil. ¿Cómo fue la experiencia para ti?

DH: En mi caso fue distinto porque en 2010 recibí un llamada telefónica de un coreógrafo de un show del Cirque du Soleil en Las Vegas. Al principio pensé que era una broma pero cuando recibí los mails membretados vi que era real. Mandé lo que me pedían, en ese entonces eran fotos, videos, y más tarde me dijeron que se quedarían con alguien más pero me quedaría en el banco de artistas. Pero como ya te comenté, 5 años después me llamaron para saber si estaba disponible para otro show. Me dijeron que tenía que entrenar a un grupo de acróbatas y hacer un solo de pole dance. Fue maravilloso para mi y pensé que el universo me estaba colocando nuevamente en el camino de lograr mi sueño.

Diana Ham

ER: Así que sí tienes injerencia en la creación del número.

DH: Sí. Digamos que todos ponemos en la mesa lo que tenemos. Nuestros movimientos, nuestro estilo y los coreógrafos se encargan de enlazar eso a un número único. Es una creación muy libre pero siempre con la guía de los coreógrafos y sus necesidades.

ER: ¿Cómo es un día en la vida de un acróbata del Cirque du Soleil?

DH: Bueno, pues yo me levanto, vocalizo, luego toco mi guitarra, pinto un poco. Voy a la carpa, entreno. Como, me maquillo, me peino, vuelvo a entrenar un poco más para empezar a calentar para el show. Cuanto tengo dos shows no hago todo, solamente voy a entrenar a la carpa. Terminamos como a la 10:30 de la noche.

ER: ¿Hay nervios antes de empezar las presentaciones?

DH: ¡Sí, siempre! Siempre hay como un nervio pero es un muy bonito. Siempre es un público nuevo y hay algo diferente. Yo digo que ninguno es igual aunque hagas la misma representación.

ER: ¿Qué tipo de precauciones tomas para evitar lesiones y accidentes?

DH: Tenemos un equipo de fisioterapeutas increíble. Tenemos terapia de rehabilitación, pilates y hacemos acondicionamiento físico para no lastimarnos. Si no estamos lo suficientemente fuertes, con el tiempo y repitiendo los mismos movimientos, nuestro cuerpo se va dañando.

ER: ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión y de ser parte del Cirque du Soleil?

DH: A mi me encanta sentir al público y me gusta estar en el escenario y sentir que soy libre y que puedo volar, que me puedo transportar cuando estoy bailando. Además de que puedo trasmitir emociones, sentimientos a la gente que lo ve y que puede reaccionar a eso. Es como un alimento increíble para el artista. Ver a un niño emocionado, o a un adulto que está impactado es el mejor aliciente para el artista.

ER: ¿Puedes contarnos un poco sobre el número que haces en Luzia?

DH: Sí, es una jungla en donde hay seres que son parte animales, parte humanos y yo soy como una especie de shamanesa o guía del lugar y estamos como en un viaje de peyote. Nuestro número se basa en la construcción en equipo y de los elementos escenográficos.

ER: ¿Cuál ha sido el momento, o uno de los momentos, más importante de tu carrera?

DH: Pues hay muchos. A nivel profesional creo que es este. A nivel personal, fue hace algunos años cuando comencé a hacer comedia musical, teatro y ópera porque siempre quise poner en pole dance una pieza de arte.

ER: ¿Qué planes tienes para el futuro?

DH: Como te digo, soy artista plástica. Dejé la carrera de biotecnología casi truncada así que igual en algún momento los retomo. Por supuesto voy a seguir pintando hasta que sea viejita y si puedo crear escenografía o algunas otras cosas para creaciones artísticas sería increíble. Mientras me toca trabajar con el cuerpo.

No te pierdas la maravillosa oportunidad de ver en vivo a esta talentosa artista mexicana.

Los boletos para LUZIA para el público de Guadalajara, Monterey y Ciudad de México están disponibles en www.cirquedusoleil.com/luzia y www.ticketmaster.com.mx. El público podrá adquirir localidades desde $890.

Diana

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *