fbpx

En marzo de 2016 falleció la arquitecta Zaha Hadid dejando un legado de años de arquitectura multipremiada y única en su tipo. Su obra es reconocida por sus formas extraordinarias e innovadoras aplicadas a proyectos de gran escala y edificios que dan cuenta de su particular estilo visual fluido, expresivo y revolucionario.

Hadid fue la primera arquitecta en ganar el Premio Pritzker, reconocimiento concedido anualmente y patrocinado por la fundación estadounidense Hyatt. Este es el premio de mayor prestigio internacional y el principal galardón concedido para honrar a un arquitecto en el mundo, mencionado comúnmente como el Nobel de Arquitectura. A lo largo de su vida varios libros recogieron su obra, recibió encargos de prestigio y acumuló premios y honores.

Zaha Hadid nació en Bagdad en 1950. Estudió matemáticas en la American University of Beirut antes de mudarse a Londres en 1972 para asistir a la escuela de la Asociación Arquitectónica (AA), donde recibió el Premio del Diploma en 1977. Hadid enseñó en la AA hasta 1987, ocupó numerosas cátedras y fue profesora invitada en universidades de todo el mundo, incluidas Columbia, Harvard, Yale y la Universidad de Artes Aplicadas de Viena.

Al finalizar sus estudios, Hadid se convirtió en socia de la Office for Metropolitan Architecture (OMA) de Londres, donde trabajó con sus fundadores, los prestigiosos arquitectos Rem Koolhaas y Elia Zenghelis, quienes habían sido sus profesores. En 1979 fundó su propio estudio de arquitectura en la capital británica, ciudad en la que la arquitecta iraquí pasaría la mayor parte de su vida.

Durante los años siguientes continuó simultaneando la actividad docente con los trabajos arquitectónicos, destacando por proyectos como The Peak (1983), en Hong Kong, que nunca llegó a construirse, o el edificio de oficinas de Kurfürstendamm, en Berlín (Alemania), construido en 1986. En 1987 la arquitecta abandonó la dirección de su estudio en Londres para centrarse tanto en la docencia -ocupación que la llevaría a recorrer las más prestigiosas universidades- y al desarrollo de sus propios proyectos.

Su estilo arquitectónico ya había alcanzado su definición madura y mostraba los rasgos que caracterizan el conjunto de sus obras, como el uso de volúmenes livianos, las formas puntiagudas y angulosas, los juegos de luz y la integración de los edificios con el paisaje. Su nombre comenzó a asociarse al deconstructivismo, tendencia arquitectónica surgida a finales de los ochenta y que tuvo como referencias teóricas el constructivismo de Vladimir Tatlin y la metodología deconstructiva del filósofo francés Jacques Derrida.

Durante la segunda mitad de la década de lo noventa, Hadid integró en sus proyectos arquitectónicos el uso de formas espirales. Una de las realizaciones más relevantes de este período es el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal de Cincinnati Ohio, Estados Unidos, obra en la que puede apreciarse la búsqueda de nuevos modelos integradores del diseño urbanístico, tanto de interiores como de exteriores. En 1999 llevó a cabo otro de sus proyectos destacados, la Mind Zone de Greenwich, en Londres.

A partir del cambio de milenio comenzó el período más prolífico de la arquitecta iraní, quien había alcanzado ya un gran renombre internacional, como ponían de manifiesto los numerosos premios y reconocimientos como el de miembro honorario de la Academia de las Artes y las Letras de Estados Unidos e integrante del Instituto Americano de Arquitectura (2000), entre otros. En 2001 diseñó la terminal ferroviaria Hoenheim-North Terminus & Parqueo, en Estrasburgo y de un año más tarde, la plataforma de saltos de esquí Bergisel de Innsbruck, así como el diseño del Plan Maestro de la ciudad de Singapur.

En 2003, recibió el Premio de Arquitectura Contemporánea Mies Van Der Rohe de la Unión Europea, concedido por el proyecto para la estación de Estrasburgo, pero fue un año más tarde cuando la arquitecta alcanzó el máximo reconocimiento a nivel mundial con el ya mencionado Premio Pritzker, siendo la primera mujer que mereció tal distinción.

Por las mismas fechas le fueron otorgados también otros galardones, como la Orden del Imperio Británico por su apoyo al desarrollo de la arquitectura, y continuó recibiendo encargos de todas partes del mundo, entre los que destacan el Anexo del Museo Ordrupgaard de Copenhague , el Centro de Ciencia Phäno de Wolfsburgo, la sede central de BMW en Leipzig y el Centro Heydar Aliyev en Bakú.

En 2005 se impuso en el concurso de diseño del Pabellón Puente de la Exposición Internacional de Zaragoza en el que volvió a demostrar su capacidad de adaptación a los proyectos más diversos.

La primera exposición en Latinoamérica de los proyectos de Zaha Hadid Architects (ZHA) se presenta en la sala 9 del Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) hasta el 3 de marzo de 2019.

A través de maquetas, audiovisuales, pinturas y fotografías, la muestra Diseño como segunda naturaleza. Zaha Hadid Architects —bajo la curaduría de Woody Yao (ZHA)—aborda el proceso creativo de su práctica y evidencia la importancia y complejidad del diseño en su obra como eje articulador de formas y procesos constructivos.

El trabajo orgánico y fluido de Zaha Hadid Architects se ha caracterizado por enfatizar y resaltar el diseño como proceso e innovación de formas, materiales y estructuras, más allá de su función práctica. El estudio ha abordado la problemática de cómo dar forma al diseño y de qué manera usar la tecnología para llevarlo a cabo, desde los esbozos hasta los nuevos diseños realizados con parametricismo. Esta nueva herramienta digital, concebida por el estudio de Zaha Hadid, se ha inspirado en la simulación científica y la animación fílmica y ha aumentado las capacidades creativas y las posibilidades de la lógica del diseño. Un diseño expresivo e imaginativo que evoca el dinamismo de la vida urbana contemporánea.

En la exposición se presentarán algunas de las primeras pinturas realizadas por Zaha Hadid como Malevich’s Tektonik (1976-77), donde, además de poner de manifiesto la influencia del constructivismo y suprematismo ruso en la plástica de la arquitecta, la pintura se presenta no sólo como herramienta de exploración para el diseño arquitectónico, sino como ente autónomo.

Así mismo, la muestra expone la presencia del diseño en la conjunción de diferentes disciplinas y cómo éste aparece como proyección de ideas en Zaha Hadid Architects, tanto en su práctica arquitectónica, como en los objetos diseñados. Además de una selección de sus proyectos arquitectónicos más recientes, la muestra incluye diseños de objetos como la lámpara Avia and Aria diseñada para Slamp, entre otros.

La muestra tienen también una sección dedicada a los proyectos arquitectónicos que el estudio ha planteado en Latinoamérica, como la propuesta para el aeropuerto de la Ciudad de México (en colaboración con el estudio de arquitectura Serrano Arquitectos y Asociados, S.C) o el centro JVC en Guadalajara.

Más allá de las diferentes tipologías de edificios, la exposición pretende mostrar las sinergias de trabajo de Zaha Hadid Architects, sus propuestas para habitar un mundo común desde el presente y su vínculo con la naturaleza en los procesos creativos que configuran un diseño integrador para el futuro.

Por otra parte, Inspirado y basado en el interés continuo que rodea a los cascarones de Felix Candela, KnitCandela es un prototipo experimental diseñado específicamente para la terraza (planta baja) del Museo Universitario Arte Contemporáneo como parte la primera exposición de Zaha Hadid Architects en Latinoamérica, el cual celebra la relación de México con Candela, concreto y color, junto con las tradiciones de construcción y la habilidad de los pueblos mexicanos, y que aplica investigación innovadora de punto en encofrados para geometrías curvas en concreto que son estructuralmente y materialmente eficientes.

El experimento demuestra la confluencia de las pericias en diseño digital, ingeniería y fabricación de los principales colaboradores. El innovador encofrado y la tecnología de materiales de KnitCrete, desarrollado en ETH Zurich, proporciona un sistema eficaz en el tiempo para crear formas ligeras, estructuralmente eficientes y geométricamente fluidas en el concreto.

El prototipo resalta aún más un aspecto crucial del diseño y la producción digital: la posibilidad de expresar los parámetros estructurales y de fabricación aparentemente y sin esfuerzo. La forma acentúa la curvatura natural y negativa de las redes de cable tensadas, que se repite en los patrones de tejido detallados que son visibles en la parte inferior. Además, el color y sus graduaciones representan oportunidades ofrecidas por el proceso de tejido. Los patrones de rayas resaltan las direcciones radiales del tramo más corto. La simetría radial evoca el trabajo de Candela y permite la reutilización de las estructuras de soporte utilizadas durante la construcción.

KnitCandela espera ser una pieza para el disfrute de las personas y un icono para futuras colaboraciones interdisciplinarias que conecten tecnologías de fabricación y diseño de punta con las tradiciones pasadas.

Como si esto fuera poco, para esta exposición, el grupo ZHVR presenta una nueva experiencia de realidad virtual colaborativa. Project Correl es un experimento que postula una nueva relación dinámica entre la lógica de la máquina y el usuario/creador humano dentro del dominio virtual. Formula una visión de un entorno dinámico, interactivo y colectivo en el que se tendrán que reevaluar muchos parámetros del mundo real. La exhibición pública invita al visitante a seguir el montaje de una escultura virtual que surge en el transcurso de la exposición. Los visitantes colaboran en tiempo real, experimentando la escala y la agencia de diseño digitalmente aumentada en realidad virtual. La evolución de la escultura colectiva será capturada y exhibida en la exposición como iteraciones escaladas impresas en 3d.

Fundado por Helmut Kinzler en 2014, el grupo ZHVR trabaja para adaptar y configurar tecnología de realidad virtual inmersiva y el discurso para el diseño arquitectónico. El equipo lleva a cabo varios proyectos de investigación, incluyendo de exposición pública y diseño de realidad virtual prototípica utilizando herramientas de modelado y visualización en tiempo real. El grupo ZHVR realiza visualizaciones comerciales de realidad virtual para los equipos de diseño de Zaha Hadid Architects y sus clientes.

Dentro del marco de la muestra el British Council colabora en la realización de un programa pedagógico que se conformó a partir de la charla inaugural, un recorrido y taller arquitectónico infantil, un conversatorio en la Facultad de Arquitectura de la UNAM y un recorrido de inclusión para personas con discapacidad. El programa busca tener un espacio de reflexión que promueva el pensamiento creativo, así como el acercamiento emocional y la inclusión de estos públicos en temas concernientes a la arquitectura.

Consulta el programa en http://muac.unam.mx/exposicion/zaha-hadid-architects