fbpx
Lifestyle

Ellas con Hijos

Fotografía: Rubén Márquez  I  Arte: María Tophoff

La crianza ha sido en la historia una labor adjudicada primordialmente a las mujeres. Es obviedad explicar que, desde tiempos ancestrales, ésta es asociada con la fertilidad y la maternidad. Y es que dar vida no es algo que se tome a la ligera, sin embargo la historia cambia y los pensamientos y andares evolucionan: hoy no se necesita dejar de ser una misma para poder ser madre y encargarse del desarrollo de los hijos. Queremos rendir homenaje a todas las mujeres que deciden modificar su vida para engendrar otra, que se juegan cual malabaristas para encontrar un equilibrio sin perderse en el camino, que son un gran ejemplo de perseverancia, desarrollo y absoluta realidad. Para ellas, con hijos, que les regalan a sus cachorros el ser la mujer además de la madre, que construyen a los pobladores del futuro, que tendrán esas herramientas de cambio para diseñar un mundo mejor. Estas cinco mujeres que engalanan nuestra portada son, justamente, el perfecto ejemplo de ser, a la vez, forjadoras de la historia, de su vida y de la de sus hijos, son modelos a seguir.

C I N E A S T A
ALEJANDRA SÁNCHEZ

Captura de pantalla 2017-05-10 a las 10.18.09 a.m.

Captura de pantalla 2017-05-10 a las 10.19.37 a.m.Soy Alejandra Sánchez Orozco, cineasta y profesora investigadora de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Soy mamá de Ruy, amiga de algunos pocos y la hija de Esther y de Tomás.Mis grandes pasiones han ido cambiando a lo largo de la vida, como siempre sucede, pero la que permanece es dirigir cine, hacer documental y a veces ficción. En mis tiempos me gusta leer, salir a correr, viajar (y más cuando se trata de mostrar mi trabajo en algún festival de cine).Encontrar el equilibrio entre ser Alejandra y ser mamá de Ruy no ha sido un tema fácil.  En mi caso la maternidad ha sido una grata experiencia y he tenido grandes cómplices, como Nora (la otra mamá de Ruy) y mis padres. Sin embargo, a menudo suelo huir de Ruy a buscar mis grandes pasiones y nunca olvidarme de quién soy, independientemente de ser mamá. Creo que la maternidad, para muchas mujeres, aún es una hermosa y monstruosa combinación entre amor y culpa, justamente porque no es fácil la búsqueda del equilibrio entre ser una misma y hacer crecer a un crío con amor y tiempo. En mi caso, ha valido la pena la apuesta.

A C T R I Z

ERIKA STETTNER

Captura de pantalla 2017-05-10 a las 11.42.20 a.m.

Captura de pantalla 2017-05-10 a las 10.33.59 a.m.Soy de Guadalajara, actriz y madre de dos hermosos críos: Zoe, de 13 años, y Lucio, de 10 años. Ellos son mis motores principales para vivir día con día, tratando de ser mejor persona, con errores y aciertos. Mis hijos son mis mejores maestros, me enseñan a ser mamá, profesión que en verdad desconocía. Me encanta platicar con ellos y principalmente escucharlos reír. Les aprendo que me puedo equivocar y corregir con toda humildad y, sobre todo, no olvidar que soy una más en el universo. Ellos me acompañan por este alucinante paseo del camino de la vida, con sus rectas y estrechas curvas, a caminar por luz y sombras, que todo pase y que no pasa nada.

 Vivo el día por día, no tengo planes a futuro porque me crean mucha angustia, así que los míos son proyectos a corto plazo. Prefiero vivir el aquí y ahora. Mis pasiones son muy simples: disfruto mucho hacer ejercicio, ir al teatro, al cine, a museos, tomar café en Rosetta con mi hermana, ser tía, trabajar y, por supuesto, ser madre. Mi familia es lo que más me llena de orgullo y gratitud. Soy una mujer muy afortunada ya que trabajo en lo que más me gusta en la vida, la actuación. Hacer teatro es un placer y un constante recordatorio de que la vida es un regalo. Creo que la organización, la estructura, la confianza y, lo más importante, hacer equipo, es para mí la fórmula para poder moverme libremente, tanto en mi casa como en mi trabajo, en la vida real. Estoy agradecida con la vida y me llena de satisfacción poder recibir y abrazar las oportunidades que me llegan. Me gustaría poder siempre aprender, sorprenderme, reír, soltar.
J E F A  D E L  D E P A R T A M E N T O  E D I T O R I A L  D E L  MUAC
EKATERINA ÁLVAREZ
Captura de pantalla 2017-05-10 a las 11.49.23 a.m.
Soy una rareza tropical nacida muy lejos de esta ciudad. Mexicana, de sangre caliente, pero rusa. Lloré por primera vez casi del otro lado del globo y muy al norte del ecuador, la entonces Unión Soviética de finales de los setenta. Sufro de alergia al frío, y fue mi salud precaria la que me devolvió a tierras nacionales (también del norte) donde no nací pero a las que ahora pertenezco. Las bajas temperaturas todavía dominan mi estado de ánimo, aunque me siga esforzando por ocultarlo. Como casi todo el mundo (o eso me gusta creer), transité por un par de carreras universitarias antes de encontrar la que me arrebatara el sueño; me auto intimidé al elegir la licenciatura en letras porque desde entonces me impone el buen uso del lenguaje, y coleccioné un par de cursos en disciplinas escénicas antes de elegir la edición como un oficio. Digamos que el azar y una dosis de voluntad me pusieron en el camino de los libros ilustrados. Probé por algún tiempo la gestión de un espacio cultural que casi de inmediato provocó que retomara mis antiguas andanzas editoriales. Sigo padeciendo debilidades de adolescencia y a mis casi 40 años, me levanto con la firme convicción de que tengo 20. Nada más lejano y útil para robar energía de la ficción. Hoy me encargo de la colección de libros de un museo universitario que sumado a otros proyectos editoriales, demandan casi todo mi tiempo.
Captura de pantalla 2017-05-10 a las 11.49.55 a.m.Estoy convencida de que un día dejaré de correr detrás del reloj cual conejo de Alicia y podré conquistar el tiempo y la calma de un relojero antiguo, o en el mejor de los casos, resguardarme en paz del mundo como una común almeja. Imposible admitir el mito de que existe un equilibrio entre la vida personal y profesional, no me creo ninguna receta infalible de revista, la descompensación es absoluta. Apenas un par de horas para disfrutar del tiempo con mi hijo, su padre y yo practicamos los relevos para hacer rendir la jornada. Y aunque la rutina nos engañe, el día a día es una improvisación constante. La actividad matutina con mi hijo es una operación delicada de ejecutar, intento prestar toda mi atención pero hay demasiadas distracciones ahí afuera. Llegar antes de que suene la campana para entrar al salón de clases es casi un milagro que me sigue sorprendiendo. ¿Cómo llevo la maternidad con la vida profesional? Con mucha inconciencia para no pensar en todas esas cosas que se ponen en riesgo y nos hacen tan vulnerables cuando tenemos hijos, la eterna paradoja. Ellos significan toda la vitalidad y esa dosis obligada de conciencia para continuar. Sin duda la presencia de Eliseo es la fuente que estimula la sobrevivencia cotidiana, incluso disfrutarla, poder reírme de ella y olvidarme de todo lo que dejó de ser prioritario desde que él nació. Tener hijos es un acto muy irresponsable, amorosísimo sí, pero como casi cualquier acto motivado por el amor, tiene una dosis importante de locura. Los hijos relativizan todo y la perspectiva cambia.
D I R E C T O R A   D E   D E S P A C H O   D E   P R O Y E C T O S 
GINA JARAMILLO
Captura de pantalla 2017-05-10 a las 11.59.25 a.m.
Historiadora del arte, desde hace más de seis años me dedico a la promoción cultural. Soy directora de Despacho de Proyectos, conduzco el programa de radio Fuck Art, de lunes a viernes de 11:00 a 13:00hrs por Ibero 90.9FM y los martes me puedes escuchar a las 9:30 en el programa Así las Cosas en WRadio, donde tengo una sección de arte contemporáneo. Vivo y trabajo en la CDMX. Me encantan las cosas simples como leer, bailar, comer chocolates, andar en bici y tomar fotos. Ser mamá y chambear es todo un desafío, definitivamente mucho más complejo de lo que pensé, más no imposible. Actualmente trabajo por las mañanas, y en las tardes, salvo alguna junta urgente, procuro estar con mis dos hijos; afortunadamente mi trabajo me permite incluir a mi familia, por lo que es común que mis niños me acompañen a la oficina o a la estación y, cuando eso pasa, ¡¡¡los tres lo disfrutamos enormemente!!! Cabe destacar y subrayar con amarillo que mi (amado) esposo y mis papás (¡benditos abuelos!) me apoyan incondicionalmente, ellos son mi soporte y porra oficial para poder disfrutar este sorpresivo camino de la maternidad y seguir adelante con mi carrera profesional.
Captura de pantalla 2017-05-10 a las 11.59.43 a.m.
P R O D U C T O R A   Y  S T Y L I S T  D E  M O D A
ANNIE LASK
Nací y vivo en la Ciudad de México, soy hija de Irving y Tere, hermana de David, mamá de Dante y mujer de Matías. Soy productora y stylist de moda. Ahora trabajo como editora de moda de la revista Grazia México. Mis pasiones son la fotografía de moda, los animales, las historias de fantasmas, el mar y la música hawaiana. Ser mamá es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida. Ahora que lo soy me he dado cuenta del trabajo tan duro que es y valoro tanto a todas las madres del mundo, especialmente a la mía. Ser mamá es un trabajo que no acaba nunca. No te puedes enfermar, no puedes descansar y mucho menos bajar el ritmo… jamás, nunca. Mi mamá ha sido mi maestra y es la madre más maravillosa del universo. Llevar una carrera exitosa y mantenerte en lo más alto de la ola con un bebé es de los esfuerzos ANNIE LASK productora y stylist de moda más grandes que puede llevar a cabo una mujer. Gracias a D.os cuento con el apoyo de mi familia que siempre está conmigo, al pie del cañón; no hay palabras suficientes que puedan expresar mi agradecimiento hacia ellos. Ser mamá o aprender a serlo no es nada fá- cil, siempre te preguntas si lo estás haciendo bien, te remuerde la culpa cuando tienes que salir a trabajar y dejar a tu hijo. Pero la maternidad sin duda alguna te da súper poderes, una energía que antes no sabías que tenías. Sin duda, mi hijo es la fuerza que me hace salir adelante, querer hacer más, reinventarme cada día. Todo lo que hago lo hago por él. Mi hijo es lo mejor que me ha pasado en la vida y me siento extremadamente agradecida con D.os y el universo por darme la oportunidad de darle vida a una alma nueva, educarlo y hacer de él un hombre de bien. Sin Dante yo no sería nadie.
Captura de pantalla 2017-05-10 a las 12.03.38 p.m.

 

Mirna Calzada

Sobre el autor

The Boss.

(1) Comentario

  1. […] Alejandra Sánchez, en el año 2011. Aquí en clásico tuvimos la oportunidad de platicar con ella y AQUÍ puedes conocer más sobre su […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *