fbpx
Gastronomia

Gorka Altamar

Gorka Altamar

En un espacio moderno y exclusivo, en tonos grises y con una acogedora terraza se encuentra Gorka Altamar, restaurante de comida vasca con una predominancia en los productos del mar, sin dejar atrás por supuesto, los tradicionales ibéricos pero con un toque moderno y de fusión.

El chef Gorka Bátiz se ha encargado de convertir su experiencia, vivencias y aventuras en platillos deliciosos y únicos, ya que para él, quienes visitan su restaurante son amigos que merecen el mejor trato y atención personalizados.

Además, toda la propuesta es la de resaltar las tradiciones y sabores de su natal España, que con añoranza revive y recrea en cada bocado, día a día.

Nos recibieron con la calidez esperada en un restaurante de este tipo de comida, con unas Croquetas de
Jamón Ibérico, de consistencia y sabor perfectos. Estas croquetas regresan la mente a la infancia, a esos sabores que nos reconfortaban y nos hacían sentir protegidos.

También para el arranque nos sirvieron unos suculentos Piquillos Rellenos de Pasta de Bacalao, que hacen un contraste perfecto para el paladar y nos dan una bienvenida gloriosa. En seguida nos trajeron una Sopa de Pescado con Camarones y Mejillones.

gorka

La sazón estaba en su punto, con un caldo espeso y el crustáceo firme. Definitivamente un platillo tradicional que se espera ejecutado con maestría en un lugar así, y vaya que lo es. Cada cucharada provocaba reminiscencias de algún hogar costero, lleno de calidez.

Como plato fuerte nos trajeron el Risotto de Ossobuco con Azafrán, que gracias a este característico ingrediente de la cocina española, da una experiencia de remembranza y tradición única en las nuevas cocinas de la región. La carne tenía una consistencia suave que prácticamente se derretía en la boca.

Y el arroz también estaba al punto, formando un dueto fabuloso. Como todo buen festín, no podía faltar un postre que verdaderamente estuviera a la altura de nuestro menú. Y fue así como llegó a mi boca un manjar como pocos he probado en mi vida: el Soufflé de Queso Idiazábal con Puré de Manzana. Sin dudarlo me podría haber comido tres, verdaderamente de sabor espectacular.

Así que si buscas un restaurante para una comida de negocios, de amigas o para degustar cocina española que aún rescata lo básico que hace delicioso a aquella cocina de las abuelas españolas,
no pierdas la oportunidad de conocer esta propuesta.

Mirna Calzada

Sobre el autor

The Boss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *