fbpx
Cultura

Honor a quien honor merece: Sép7imo Día

No hay shows más vistosos y que derramen talento en todos los elementos que los componen como los del Cirque Du Soleil. Esta compañía, originaria de Quebec, lleva más de 30 años sorprendiendo a todo tipo de espectadores manteniendo su estilo inicial de artistas callejeros pero cubiertos con el manto de mega producción que su gran trayectoria les ha dado. Y en sus shows hemos visto lo inimaginable.

Hace unos años comenzaron la apuesta de hacer un espectáculo temático (como lo son generalmente) que hiciera homenaje a la música y los artistas que han cambiado la historia del mundo. Comenzaron con Love, homenaje a los Beatles, seguido por Elvis, en homenaje al Rey del Rock; One, fue el homenaje a Michael Jackson, y es en estas ligas, entre estos nombres, que ha llegado un espectáculo que, aunque no es un homenaje a mexicanos, lo sentimos casi propio: Sep7imo Día, un homenaje a la legendaria banda de rock argentina Soda Stereo y las enormes aportaciones que de la mano de su líder, Gustavo Cerati (QEPD) hicieron a Latinoamérica y a múltiples generaciones que han sido impactadas y marcadas por su música.

Y lo que nos espera es magia pura, un espectáculo lleno de emociones supremas, desde la adrenalina que los actos circenses y acrobacias nos hacen secretar, hasta la melancolía de la música que nos acompañó por fragmentos de nuestra historia. Soda Stereo es un referente atemporal que define un porcentaje de la escena del rock y que hoy, desde la temprana muerte de Cerati, nos llena de entre gozo y un tanto de melancolía.

Los argumentos de la puesta en escena unen a la perfección, como un hilo conductor, los ritmos y letras de las canciones con los momentos representados. Cada segundo en un show del Cirque Du Soleil es planeado minuciosamente y ejecutado con una perfección única. Así, van involucrando a cada uno de los presentes en su universo, uno que es mitad ficción pero que la otra mitad siempre se ajusta a las realidades individuales. La facilidad aparente que tiene esta compañía para encontrar identificación global es sencillamente impresionante.

En esta ocasión el escenario es un globo terráqueo, una esfera que si se camina completa acaba uno en el lugar donde inició, pero que el aprendizaje recabado termina por modificarte. Estás donde empezaste pero no eres el mismo, y así es como llega el común transeúnte a vivir esta experiencia, que al terminarla será otro, uno lleno de estética, uno de oro, que lleno de elementos visuales y sonoros, encontrará que hay muchos caminos para llegar a un mismo punto.

La historia, el argumento, habla de gozo, de encuentro de la felicidad, de la búsqueda a través de las vicisitudes de la vida en el planeta Tierra, que a pesar de todo es nuestro hogar y, dejando de lado la posmodernidad y sus sinuosidades, puede ser el mundo que queremos, que lleno de energía y positivismo puede ser poblado en paz y encontrar la armonía, pero es un trabajo que debe ser hecho de adentro hacia afuera.

 

Sép7imo Día es, sin duda alguna, ese espectáculo que no debes dejar de experimentar, y al hacerlo, abrir cada poro y sentir, una a una, todas las emociones por las que te llevará este viaje multimediático a tu inconsciente, con esa pizca de memoria que se requiere para ubicar cada figura en su lugar .

Mirna Calzada

Sobre el autor

The Boss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *