fbpx
Arte, Diseño y Arquitectura, Moda

Karl Lagerfeld X Faber Castell

En diciembre de 2008 la Asociación Portuguesa del Color presentó ante la AIC (Asociación Internacional del Color) la propuesta de establecer un día del año para celebrar uno de los fenómenos más influyentes de la vida humana, el color, definiendo el 21 de marzo como el día oficial de esta celebración.

La fecha acordada para esta celebración fue 21 de marzo, en referencia al equinoccio de primavera, que representa la referencia visual de la naturaleza ante el color: las flores y su vuelta a la vida.
Desde entonces más de 30 países se unen a esta celebración internacional llevándose a cabo talleres, cursos, presentaciones y muchas otras actividades.
Faber – Castell, una marca no solo referenciada por su calidad en la fabricación de instrumentos de escritura, sino también por la exploración y desarrollo de piezas que están hechas para dar color se une a esta celebración. Con la edición limitada KARLBOX, diseñada por KARL LAGERFELD para la marca, la gama de colores para iniciar a pintar la primavera se vuelve infinita.
Basada en la elegancia simple, KARLBOX contiene 350 herramientas de la más alta calidad para dibujo y pintura, todo en una elegante caja negra que ha sido diseñada por Karl Lagerfeld.
Producida con artesanía ejemplar, su marco de madera se asemeja a un gabinete nupcial chino; en el interior de cada cajón se almacenan los materiales de arte, según tonos de color, todos los cuales han sido seleccionados personalmente por Karl Lagerfeld y simbolizan la sinergia entre moda, arte y diseño. Los cajones individuales son desmontables, para configurarlas de acuerdo al trabajo creativo. Cada caja única tiene un número de serie y certificado de autenticidad, por lo que cada una es totalmente única e inconfundible.

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *