fbpx

En México, sin importar el lugar que decidamos visitar, nos encontraremos con destinos de grandes historias. Somos el producto de una conquista, hijos de una mezcla de razas y herederos de creencias variadas. Para bien o para mal, nuestra historia quedó marcada con la llegada de los españoles. De estos conquistadores heredamos diversas construcciones que quedaron impregnadas con el sudor y la sangre de los indígenas, entre ellas las haciendas.

En el estado de Morelos existe una bella ruta que alberga un importante número de haciendas concebidas para la producción de azúcar. La historia de éstas se remonta a la llegada de Hernán Cortés, responsable de introducir la caña de azúcar en México. Tras la conquista, el Rey Carlos I de España le otorgó a Cortés el título de Marqués del Valle de Oaxaca, con lo que le dio una gran extensión de tierra y, por lo tanto, poder sobre otros pueblos. En Morelos, fundó los primeros ingenios que eran haciendas en las que se procesaba la caña de azúcar para producir sobre todo azúcar y alcohol. El clima cálido de la región permitió que la industria azucarera floreciera y mientras la Corona Española obtenía grandes ingresos, los indígenas eran explotados para trabajar en ellas. El trabajo era tan pesado en algunas de ellas que Cortés utilizó esclavos provenientes de las Antillas, como fue el caso de la Hacienda de San Antonio Atlacomulco.

Estas haciendas presenciaron eventos importantes e incluso desencadenaron el levantamiento de los campesinos liderados por Emiliano Zapata durante la Revolución Mexicana, pues el revolucionario sostenía que las tierras debían ser restituidas a los campesinos a los que se las habían arrebatado. Muchas de estas haciendas se convirtieron en cuarteles durante la revolución, fueron deterioradas y algunas abandonadas. Otras han sido recuperadas y hoy funcionan como hoteles de lujo.

En Clásico DMX hacemos una selección de algunas haciendas del estado de Morelos que vale la pena conocer por su historia y belleza.

Hacienda San Antonio Atlacomulco

Hacienda San Antonio Atlacomulco

 A esta hacienda también se le conoce como Hacienda de Cortés debido al nombre de su fundador. Durante la época colonial sirvió como un poderoso ingenio, convirtiéndose en el más importante para la Corona Española. Después de la Independencia Mexicana, el político e historiador Lucas Alamán se encargó de su administración, con lo que experimentó un segundo auge. Actualmente funciona como un hotel, cuyos muros de mampostería resguardan el restaurante La Hacienda, especializado en cocina mexicana.

La hacienda se localiza muy cerca del centro de Cuernavaca, aquí no dejes de visitar el Palacio de Cortés que sirvió como residencia del conquistador y actualmente es el Museo Cuauhnáhuac; la Catedral de Cuernavaca que forma parte de los Primeros monasterios del siglo XVI en las faldas del Popocatépetl declarado por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad; y el Museo Jardín Borda.

Plaza Kennedy 90, Col. Atlacomulco, Jiutepec, Morelos. C.P. 62560, México

Hacienda de San Antonio El Puente  

Hacienda de San Antonio El Puente

Esta hacienda, cuya extensión alcanzó las 3,700 hectáreas, fue una de las más importantes en la producción de azúcar y alcohol. Después de la revolución cambió de dueños, y en siglo XX fue el Balneario Real del Puente. Fue de las últimas haciendas en convertirse en hotel. Actualmente es un Fiesta Americana. Cuenta con 148 habitaciones, siete jardines, un spa, la Biblioteca Hortensia Buenrostro, los restaurantes La Molienda y El Ingenio y el bar Los Gavilanes.

Reforma 2, Real del Puente, 62790 Xochitepec, Mor.

Hacienda San José Vista Hermosa

Hacienda San José Vista Hermosa

Esta hacienda fundada por Hernán Cortés en 1529 llegó a ser en el siglo XIX una de las más importantes del sur de Morelos. En 1947 fue una de las primeras haciendas del estado en convertirse en un hotel de lujo. Cuenta con un lienzo charro, albercas, canchas de tenis y hermosos jardines. El restaurante Los Arcos ofrece un menú de comida mexicana e internacional y los domingos un buffet a la parrilla al 2×1.

Se localiza a sólo 5 minutos de Tequesquitengo, donde los visitantes podrán realizar diversas actividades al aire libre. Se puede practicar esquí acuático, dar un paseo en lancha o kayac, bucear en el lago para apreciar en las profundidades los restos del campanario de la Antigua Iglesia de San Juan Bautista, o saltar en paracaídas.

Km. 7 Carretera Alpuyeca Tequesquitengo, San José Vista Hermosa, Puente de Ixtla Morelos, CP. 62670

Hacienda San Gabriel de las Palmas

Hacienda San Gabriel de las Palmas

Esta hacienda comenzó su construcción bajo la orden de Cortés. Fue habitada por misioneros franciscanos y después fue uno de los ingenios más importantes del país. En la Revolución Mexicana sirvió de cuartel al general Emiliano Zapata.

Hoy es un exclusivo hotel de lujo que conserva obras de arte y muebles antiguos. Cuenta con suites con piscinas privadas, spa, biblioteca, ciclo-pista de montaña, salón de billar, canchas de tenis, padel tenis y volleyball. El restaurante La Troje se inspira en recetas de las haciendas coloniales para ofrecer platillos exquisitos.

Carr Fed Cuernavaca Chilpancingo KM 41.8, 62642 Amacuzac, Mor.

Hacienda Santa Cruz Vista Alegre

Hacienda Santa Cruz Vista Alegre

Esta hacienda ubicada en Tetecala, al oriente de Morelos, solía ser un trapiche en la segunda mitad del siglo XVII. Siglos después se convirtió en una hacienda de producción de alcohol y azúcar. Durante la Revolución Mexicana llegó a su fin. Hasta la década de los 70 fue rescatada la construcción y el caso fue comprado para ser adaptado. Frecuentemente es un lugar empleado para bodas y eventos.

Al localizarse entre la zona arqueológica de Xochicalo y las Grutas de Cacahuamilpa, desde aquí es fácil moverse a estos sitios o se puede conocer el centro histórico de Tetecala. Aquí está la Parroquia de San Francisco de Asís que data del siglo XVIII y de arquitectura de estilo neoclásico.

Km 22.6 Carretera Alpuyeca-Grutas, Mazatepec, Morelos, México.

Hacienda Coahuixtla  

Hacienda Coahuixtla

Se tiene registro que la zona en la que se localiza esta hacienda comenzó a funcionar como un trapiche de los dominicos en el siglo XVI. Después, fue adquirida por Manuel Araoz que la convirtió en la hacienda azucarera más moderna y activa de la región.

Durante la Revolución Mexicana y el levantamiento de Emiliano Zapata, la zona sufrió las consecuencias del fuego y quedó abandonada. Actualmente se aprecian los muros, acueductos y bodegas de un lugar que antes fue esplendoroso. En el recorrido se aprecia el sistema de túneles subterráneos que según se dice conectaba con otros poblados. Es un lugar ideal acudir con una visita guiada y conocer más sobre las leyendas.

Ex Hacienda s/n, Col. San Pedro Apatlaco, C.P. 62714, Ayala, Morelos

Hacienda Cocoyoc  

Hacienda CocoyocLa zona donde se localiza esta hacienda fue territorio ocupado por los tlahuicas. Más tarde, durante la Conquista, pasó a manos de Hernán Cortés, quien se casó con la hija de Moctezuma II. Así, esta tierra se convirtió en un plantío y fábrica de caña de azúcar. Durante la década de los cincuenta, Paulino Rivera Torres compró lo que quedaba de la hacienda para convertirla en el

Algunos de los edificios que destacan son el monasterio y la capilla, el trapiche que era donde se molía la caña para convertirla en azúcar, las trojes que almacenaban la caña y que hoy alberga la alberca principal, el acueducto del siglo XVI, la huerta de naranjos y árboles de mango que forman parte del actual campo de golf y el casco de la ex hacienda que cuenta con 40 habitaciones y tres restaurantes. En total, el hotel tiene 284 habitaciones, además de un spa, canchas de tenis, casa club a 15 minutos en auto, cuatro restaurantes y tres bares.

Carretera Federal Cuernavaca- Cuautla Km 32.5, Cocoyoc Centro, 62736 Yautepec, Mor.

Hacienda Tenango

Hacienda Tenango

La historia de esta hacienda comenzó en una Merced Real en 1592 cuando era un trapiche de caña y después pasó a ser uno de los ingenios más modernos e importantes de Morelos. Con la construcción de un canal de riego de 57 kilómetros, proveniente de Cuautla, y la instalación de un dínamo, Santa Ana Tenango vivió su época más próspera. Fue una de las haciendas que logró funcionar durante los primeros años de la Revolución Mexicana, pues los herederos de la hacienda formaron un ejército de origen japonés para resguardar el lugar. Después de 1914, cuando ya había quedado desprotegida, sufrió las consecuencias del levantamiento armado y fue quemada. Hasta 1949, Luis Bernal García Pimentel logró recuperar la hacienda que había pertenecido a su familia y sembró tomate, melones y hortalizas.

Actualmente funciona como lugar de eventos y un hotel de nueve habitaciones. Ofrece dos albercas, cancha de squash y una capilla de estilo barroco que data de 1700 y cuya cúpula está cubierta de azulejos de talavera. La terraza da vista al Popocatépetl y sus amplios jardines son perfectos para relajarse.

Miguel Hidalgo N. 1, Pueblo de Tenango Morelos