fbpx
Gastronomia

Los restaurantes que No puedes dejar de probar en la CDMX

Plagada de arte, parques, fuentes y la mejor oferta cultural cosmopolita, la zona Roma Condesa se ha caracterizado por tener una oferta gastronómica importantísima. Una combinación de entorno, estética, ambiente y accesibilidad hacen de esta una de las mejores opciones para salir a comer. En este especial, que será dividido en dos partes, les recomendamos los mejores espacios culinarios de estas colonias, siempre de pie y que, rebozadas de calidad y belleza, son icono de nuestra ciudad

Mexi bocu

Durango 359, Roma Norte T. 3099.4920 / 3099.4961 www.mexsibocu.com/ Lunes a miércoles 13:00 – 23:00 hrs. Jueves a sábado 13:00 – 00:00 hrs. Domingo 13:00 – 18:00 hrs.

Mexsi Bocu mezcla la cocina mexicana con la francesa de manera elegante. Su menú ofrece platillos estilo brasserie con los sabores y la materia prima local. Además, hoy en día el bistro cuenta con la maravillosa propuesta culinaria del Chef Diego Sobrino, quien tiene una formación en el Instituto Paul Bocuse en Francia y fue participante de Top Chef. Diego Sobruno trabajó en restaurantes destacados como Michel Rostang (2 estrellas Michelin) en París, desempeñándose como chef de partida, como sous chef en Les Fables de la Fontaine (1 estrella Michelin) y en Du Coté Cuisine (1 estrella Michelin).

El lugar es realmente hermoso, con una decoración de estilo europeo bohemio y con una serie de detalles que enamoran a cualquiera que tenga la oportunidad de comer ahí. En esta ocasión, nos recibió el socio Enrique Landa y el mismo chef Diego Sobrino. Ambos con una enorme sonrisa y con un trato por más cordial. Decidimos pasar la tarde con ellos en la terraza interior, rodeados de plantas y decoraciones que nos transportaban a un viejo callejón francés. Los destellos de los cristales de los candelabros daban la sensación de estar en la ciudad de las luces y el excelente trato y amabilidad de todo el staff nos recordó que estábamos en México. El chef Sobrino es un hombre joven con un futuro muy prometedor. Más allá de su alegre personalidad y familiaridad, hablar con él es darse cuenta que en nuestro país existe un enorme talento.

Luego de reir un rato con él, se levantó para comenzar a mandarnos platillos. Comenzamos con unas tostadas de atún, con granada roja, mayonesa de chile serrano tatemado y aire de limón. Esta entrada para compartir no decepciona. Las tostadas crujientes son frescas y sus sabores combinados explotan en la boca en completa armonía. El aire de limón es un detalle que merece ser probado. La sensación en la boca es realmente ligera y su sabor es contundente. A la par, trajeron a la mesa unas gorditas de chicharrón con escamoles, queso Camembert y puré de huitlacoche. Las consentidas del lugar pues todos las piden, este alimento bien mexicano se torna exquisito con la maestría en la que se presentan los ingredientes. El queso Camembert combina de forma perfecta con los escamoles y el platillo entero se vuelve una delicadeza.  “Espero que vengan con hambre” nos dijo sonriendo el chef Sobrino, y de esta forma abrió paso a un ceviche de pescado y camarón con salsa de camarón estilo chilpachole, pepino, limón y rábano sandía. Lo primero que llamó nuestra atención fue el delicado y rococó colorido del plato. En momentos pensábamos que el chef Sobrino debía tener algún tipo de educación en arte porque sus platillos son verdaderas propuestas visuales. Una paleta de colores compuesta por alimentos que encierran una maestría gastronómica sin igual. El ceviche es una mezcla de temperaturas, con lo tibio de la salsa y lo fresco del camarón.

A continuación, nos acompañó una ensalada de jitomate con pesto de hoja santa, queso de cabra y pepita de calabaza. El pesto es espléndido y envuelve a los vegetales de manera delicada y perfecta. Por otra parte, las pepitas son un detalle crujiente que convence al paladar. Hasta este momento, todos los platos nos tenían expectantes y nos reafirmaban la calidad del trabajo del chef.

A la mesa arribaron tres platos más. El primero, un filete de Steel Head en costra de pistache y cítricos, kales a las brasas, virgen de limón tatemado y puré de camote y naranja. La suavidad de este pescado es increíble y su sabor es tan delicado que no puede ser descrito sino recomendado a probar. Lo más acertado sin duda es la costra de pistache pues le agrega un sabor aristocrático al plato entero. Sin duda, uno de nuestros favoritos. El sandwich de porchetta cocinada 36 horas, tocino ahumado en casa, salsa de quesos, aderezo de mostaza, papas y camotes en gajos y jalapeño curtido en casa es el plato más pedido para todos aquellos que van con amigos y quieren compartir algo de alimento. Al principio, pensamos que sería demasiado hincarle el diente pero no pudimos resistirnos. ¡Y qué bueno que no lo hicimos! Este sandwich es digno de probarse. La porcheta tiene una calidad y sabor extraordinarios. Si los visitas y tienes ganas de algo potente, no dejes de probarla. El queso y las papas le otorgan un plus que no te puedes perder, al igual que el jalapeño, el cual esconde una receta muy especial del chef. Creemos que este es uno de los platillos más deliciosos del lugar y te lo recomendamos con los ojos cerrados.

Si lo tuyo es un platillo que prefieres maridar con un buen vino, te proponemos pedir el Short rib braseado con salsa de vino tinto, gnocchi parisino, calabaza butter nut y pepita. Esta carne se deshace en el plato y la salsa de vino tinto recuerda a la comida tradicional y casera de Francia. Este es un plato para un día frio o lluvioso pues sus sabores son penetrantes y exquisitos. El retrogusto que permanece en el paladar es delicioso y se mezcla maravillosamente con los gnocchis y la calabaza. ¡Simplemente sensacional!

Completamente satisfechos y en un tipo de trance culinario generado por todas las delicias que acabábamos de probar, el chef Sobrino nos ofreció un postre. Un panque de nuez de macadamia con helado de mantequilla y miel y guayabas. Este es uno de aquellos postres que consienten el paladar a partir de ingredientes que no empalagan y que te dejan pidiendo más. Sin duda, uno de los mejores postres que hemos tenido la oportundiad de probar. La forma perfecta de cerrar nuestra visita a este maravilloso restaurante que sigue depie y que debes de ir a conocer si te consideras un verdadero amante de la buena cocina.

 

Broka Bistrot

Zacatecas 126, Roma Norte T. 55.4437.4285 www.brokabistrot.com Lunes a Sábado 14:00 – 00:00 hrs. Domingo 13:30 – 18:00 hrs.

BROKA es un bistrot escondido en el corazón de la Roma con 8 años de vida. Un oásis en la ciudad con una propuesta gastronómica única que ofrece un menú casero de tres tiempos que cambia día a día, así como especialidades y un menú gourmet a la carta.

 

La palabra Broka significa hermano en el argot norteño y hace hincapié en los lazos estrechos que el lugar busca construir con sus comensales a través de un ambiente cálido y festivo. Broka se distingue por la creatividad de sus platillos y su terraza escondida. Los visitamos en estos días y tuvimos la oportunidad de conocer este lugar secreto y mágico que no puedes dejar de visitar.

El restaurante comenzó con las ganas y la idea de Marco Margain quien estudió cocina y siempre tuvo en mente tener su propio lugar. Al tiempo su hermano, Claudio, se unió sin saber mucho del negocio pero igualmente emocionado por emprender algo de tal magnitud. Empezaron con un pequeño salón de la propiedad entera. Es una típica casona antigua de la colonia que al principio funcionaba como una escuela de karate. Gruesas paredes, preciosas cortinas de cristal y una enorme terraza interior para pasar las noches con amigos o familiares.

La idea original era servir sandwiches y ensaladas solamente. Posteriormente comenzaron a manejar un menú del día con la idea de generar un espacio que te permitiera un momento alejado del movimiento de la ciudad. Esto ha continuado y cambia todos los días ofreciéndole a todos aquellos que comen en la calle una propuesta saludable, de calidad y deliciosa. Consiste de una entrada, un plato fuerte, un postre y obviamente, bebida. En sus redes sociales puedes diariamente conocer lo que ofrecerán. En la noches, los comensales pueden encontrar una carta con platillos no tan complejos pero con productos de alta calidad.

Por otra parte, la coctelería es un elemento al cual están apostando mucho. Broka es un espacio ideal para tomar un trago. A la par están trabajando en una tienda de productos mexicanos y tienen mucho contacto con Ensenada por lo que podrás encontrar una buena carta de vinos de bodegas pequeñas, además de la etiqueta propia, llamada Simón.

De entre los platos más pedidos se encuentra el pulpo zarandeado y tatemado con papa paja y setas y el Risotto con camarones zarandeados con quelites y perfumado al limón amarillo. En Broka siempre están revisando el menú y cuando hablan sobre sus platillos les puedes notar el orgullo en sus rostros. Otro de los consentidos son los tacos suaves de jaiba, cuatro tacos con mayonesa de habanero y aguacate. Para Claudio Margain una de las creaciones más originales es el ceviche de nopales curados en sal de mar con aguachile negro (hecho en base a ceniza de tortilla y frijol negro) y tomate verde. El Cabroka
especial -otra especialidad que hace
del lugar un must para visitar- lleva
queso Camembert, champiñones y
chistorra al horno acompañado de
papas. Este plato empezó junto con el
restaurante y era uno de los que podías
pedir por la noche. Se originó en un
sueño de Marco y se aventuraron a
hacerlo realidad. El Cabroka es un gran
acierto y reafirma aquello de seguir
los sueños. Para opciones frescas se
puede pedir la ensalada verde con
dátiles y quesos macerados, aderezada
con vinagreta de la casa y garapiñados o la alcachofa a la parrilla acompañada de salsa tartar y queso. Sin embargo, nosotros te proponemos que pruebes también los duraznos braseados con fresas y quelites con vinagreta de chapulín. Para algo más cálido y contundente una crema de jitomates rostizados te sorprenderá.

Si vienes con más apetito, tienes que probar el corte de rib eye servido con ensalda y papas sobre una piedra volcánica para mantenerla a punto.


En Broka, todos los lunes de 18:00 a 21:00 hrs se lleva a cabo el mercado de granjeros. Ahí podrás encontrar productos frescos de un huerto propio llamado Hacienda de San Andrés por el rumbo de Amecameca. Todo el patio se vuelve mercado. Te recomendamos que te des una vuelta para conocer los alimentos a la venta y aproveches para quedarte un

rato y beber algo.


Un detalle increíble y que debes de saber es que Broka organiza y opera de principio a fin cenas con amigos, catas a domicilio, barras libres y hasta tu boda o fiesta corporativa. Cuentan con un salón privado dentro del restaurante y el chef diseñará un menú especial para ti al estilo Broka y si lo necesitas, también los cockteles. Broka se mantiene de pie en la colonia Roma y te espera con los brazos abiertos y su magnífico ambiente para pasar una velada inolvidable.

Pasillode humo

Nuevo León 107 Hipódromo Condesa
T. 5211.7263 / 5211.7414 Lunes a Domingo
9:00 – 19:00 hrs

Ubicado en la planta alta del Parián Condesa, Pasillo de Humo se deja oler, oír y sentir desde la calle. Con un ambiente alegre y muy festivo, este restaurante celebra lo mejor de la gastronomía oaxaqueña. Y es que no es sólo cocina tradicional, sino que la apuesta es re-aportar, con respeto, nuevas formas e interpretaciones de los platos más suculentos de la cocina de esta región.

Cada platillo es cuidadosamente diseñado por el virtuoso chef Alam Méndez Florián, quién simpático y sencillo, nos recibió para darnos un tour por su carta y contarnos las historias detrás de sus guisos.

Lo primero que nos mandó fue una Hoja Santa Asada Rellena, que en su interior desbordaba de fresco quesillo y chapulines y estaba cubierta de frijol, guacamole con cepiches y rajas de chile de agua. Esta entrada es una de las más pedidas y no fue una sorpresa, ya que está llena de sabor contemporáneo, pero con la sensación de estar dando un bocado ancestral.

 

No habíamos terminado de procesar esta delicia cuando llegaron a la mesa Molotes Itsmeños, unos verdaderos manjares de los que ninguna porción sería suficiente son croquetas de plátano macho rellenas de queso itsmeño y bañadas en mole rojo. Aunque creemos, al leer la descripción en la carta, que es un platillo familiar, que quizá su sabor sea conocido, cada bocado nos sorprende, ya que la combinación natural de los sabores con la sazón de Alam resulta casi onírica.

Justo en este momento, cuando crei que ya nada podría ser mejor, llegó una de las mejores sorpresas de mi vida. Esta entrada, que nos cuenta Méndez es una receta de su mamá, no me ha permitido pensar en otra cosa desde que la probé. El Chile de Agua a la Vinagreta es una sorpresa más allá de lo agradable, casi sublime. La cocción del chile, su textura, frescura y color son de no creerse. Y casi desmayo al probar su relleno, pierna de cerdo deshebrada en vinagre de cebolla, suave y jugosa, la cual ofreció cero resistencia entre los dientes. ¡La mejor que he probado, sin duda!

Y ni qué decir de sus moles, que acompañando, por ejemplo, la Pechuga de Pollo cocinada lentamente, garantizan su sabor, textura y jugosidad. Por cierto que en Pasillo de Humo también se desayuna y tuvimos la oportunidad de probar el exquisito chorizo con el que preparan huevos, tlayudas y sopecitos, y es verdaderamente otra cosa. Su porcentaje graso es el necesario solamente y su adobo de chiles, supremo.

Aquí también he probado los más sublimes postres. El
Xoconostle Calcificado es una de las combinaciones ácido dulce más impresionantes que haya comido. Su textura perfecta, con una cocción suficiente para no perder su carácter fresco y crujiente, nos dan acceso al sabor ácido de la fruta sin exagerar el dulce de la miel, y el helado de poleo, entre menta y hierbabuena, terminan siendo el remate a una combinación casi psicodélica.

El Tamal de Chocolate de Metate, hecho a base de cacao, maíz nixtamalizado en casa y mantequilla, se derrite en la boca, ligero pero contundente, para puntualizar que lo que acabas de recibir es un pedacito de México. Ninguna persona debe dejar de probar estos regalos de Alam.

Y es que entre mezcales, ambiente y delicias este lugar es un obligado para cualquiera que quisiera entender el porqué de la fantasía culinaria que las tradiciones e ingredientes mexicanos aportan al mundo.

 

Bonito Pop Food

Nuevo León 103 Hipódromo Condesa T. 55.5286.6165 www.bonito.com.mx Lunes a Miércoles 13:00 – 00:00 hrs. Jueves – Sábado 13:00 – 01:00 hrs. Domingo
13:00 – 19:00 hrs.

Cada vez que alguien sugiere ir a comer, cenar o beber a Bonito me entusiasmo. Éste ha sido desde hace varios años uno de mis restaurantes favoritos de la Condesa. Está situado en una de las avenidas más concurridas de la colonia y es, sin duda, una referencia obligada para entender del circuito gastronómico local.

 

El restaurante tiene todo a su favor, un ambiente elegante pero casual, para todo tipo de clientela, sin definiciones o preconcepciones. Es un bello patio central y plantas altas tipo terraza, decorado sobrio pero moderno, y la atención es de lo mejor de la ciudad. La música es perfecta, atemporal pero de calidad, lo que hace que puedas tener largas sobremesas en modo divertido-cómodo-no hay ninguna prisa.

 

La realidad es que todo esto estaría incompleto si no habláramos de la excelente oferta de comida que tiene. Bonito tiene una carta espléndida, llena de platos para todos los gustos. Nos recibieron con un delicioso Pan Árabe recién horneado y un plato de Espárragos Salteados con Queso Grana Padano. Esta es una entrada que de ninguna manera te puedes perder. Los vegetales están en un término de cocción perfecto y el queso es una locura de lo delicioso. Además, la reducción de balsámico que los adereza está en el punto de acidez y textura perfecto.

 

Esta vez decidimos probar algunos platos de las Sugerencias del Mes, que se actualizan por temporada y permiten explorar las inquietudes de su chef Alberto Carrillo, de la mano de la experiencia del chef ejecutivo del grupo, Alexis Preschez. Y fue Alexis justamente quien nos recibió y mandó sus excelentes recomendaciones. Sencillo y amable nos fue llevando de la mano por este delicioso recorrido culinario La Tartine Campesina, rellena de hongos silvestres, queso Fontina y aceite de chiles es nuestro siguiente tiempo. Horneada a la perfección, suave y crujiente a la vez, esta entrada tiene todo lo que uno pudiera esperar, y más. Los hongos están guisados en una cremosa salsa que, aunque tiene la riqueza del queso, es ligera, lo que hace que sea un platillo que aún teniendo buen tamaño, no te cansa.

 

Después vino un clásico de la casa, la Sopa de Frijol, que posee la textura pefecta del frijol cocido al punto, como jalea, y que acompañado con jocoque y hojas de aguacate, es un plato tradicional pero con una identidad inigualable.
Le siguieron un plato de Coliflor y Romanesco Rostizados, y una Ensalada de Trucha Ahumada en Casa. Ambos platillos son un regalo al paladar. El primero, un manjar de mezcla de sabores ingeniosos, con almendras, pasas, menta y aderezado con Tahini, crujientes y frescos, pero con mucho sabor, fue una sorpresa digna de este lugar: fabulosa. Y la ensalada, también de texturas perfectas, resalta el maravilloso sabor del pescado, sin opacar al resto de las verduras u condimentos. Sencillamente tiene el balance perfecto.

 

Y no habíamos terminado de extasiarnos cuando nos llegó el Wagyu de Durango, exquisita carne de res, en salsa de tres pimientas y alcachofas de Jerusalén salteadas. El término y la cocción son perfectas y esta carne es un bocado de paraíso carnívoro. Definitivamente muy recomendable.

 

Quisimos terminar con dos postres clásicos de Bonito: el Arroz con Leche, que no hay mejor en la zona, es perfecto en ligereza, dulzura y consistencia, y la Piña Caramelizada con Helado de Coco, que es el balance perfecto agridulce para terminar una excelsa comida.

 

Bonito Pop Food es una necesidad para todos aquellos que gustan de consentir su paladar, y su sucursal de la Condesa siempre ofrece el mejor ambiente con todos los amenities de la zona. Imperdible.

 

Fonda Mayora

Campeche 322 Hipódromo Condesa T. 55.6843.0595 www.fondamayora.com Lunes a Domingo 08:30 – 18:30 hrs.

 

No hay nada más reconfortante que caminar por la Condesa y encontrar un lugar como este. Perfectamente ubicado en el corazón de la colonia, es una bellísima esquina que ofrece una de las mejores atenciones y, sin duda, de las más suculentas cocinas de la ciudad.

El nombre es un homenaje a las Mayoras, estas mujeres que históricamente comandan las cocinas mexicanas, que son expertas en los métodos tradicionales y con gran ingenio resuelven las dificultades que se dan en su oficio. Son unas auténticas maestras de la cocina, y su figura, que hoy se opone al glamour del concepto de chef, no debe ser olvidada sino, por el contrario, enaltecida.

 

La Fonda Mayora se trata de esto, de rescatar la cocina tradicional mexicana, que es rica en fondo y forma, llena de sabores e ingredientes, algunos olvidados por parecer “simples” o no estar en boga. Este restaurante te dejará con la boca abierta cuando al dar un bocado de un platillo que crees conocer, te exploten en el paladar aromas y sabores que no reconocías ya en las preparaciones, pero que siempre han estado ahí.

 

Con ayuda de la creatividad del chef Gerardo
Vázquez Lugo y su equipo, Fonda Mayora ofrece
una experiencia trascendental de re aprendizaje
de nuestras raíces y cultura gastronómica. Con platillos tradicionales nos convierten en exploradores de los sabores prioritarios en la mesa mexicana.

Desde Enchiladas, Tacos Suaves de Jaiba, Albóndigas de Chicharrón, Sopa de Fideo y Frijol o Caldo de Pollo, esta cocina de confort nos regresa a la mesa familiar que alegraba nuestra infancia o a aquellos viajes que, recorriendo nuestro país, nos plasmaban imágenes mentales de cada uno de nuestros sentidos.

Los colores y aromas de nuestras raíces, sabores que nos transportan y que a la vez son atemporales, todos se manifiestan en cada plato de este magnífico restaurante que, sin pretensiones, se luce con lo que llevamos en nuestras venas, lo nuestro.

 

No puedes dejar de probar el Pescado al Mojo Isleño, el Chile Relleno de Queso, los Pulpos a la Antigua o los muy famosos Sopes de Tuétano, que los comensales se pelean cada día.

 

La Fonda Mayora también ofrece desayunos espectaculares, listos para la vida de quienes gustan de las actividades matutinas o para aliviar cualquier resaca o desvelada. Entre los múltiples manjares que desde muy temprano se sirven, es imperante comer los Huevos Encamisados, estrellados dentro de tortilla recién hecha y bañados en la mesa con frijoles de la olla: son una maravilla. Todas las tortillas, sopes y huaraches son hechos en casa y al momento, así como todo su pan, tanto dulce como salado, lo que hace que los sabores sean frescos y vibrantes. No dejen de probar, en temporada, su glorioso Pan de Muerto, que acompañado de un cafecito de olla, es una combinación inmejorable. Además, Fonda Mayora ofrece meriendas con seasonality, como por ejemplo en temporada de Día de Muertos con ingredientes como calabaza o cempasúchil, ambientado con copaleras; o en diciembre, con ponche de frutas, buñuelos, frutos secos y aromas como el clavo y la canela.

 

La Fonda Mayora es uno de los restaurantes con concepto tradicional mejor logrados, y definitivamente no se debe perder la oportunidad de degustarlo y disfrutar de un servicio impecable y un ambiente perfecto, completamente compatible con esta hermosa colonia, la Condesa.

 

La reina de la brasa

Mercado Roma. Querétaro 225
Roma Norte www.reinadelabrasa.mx Lunes a Miércoles 10:30 – 19:00 hrs. Jueves – Sábado 12:00- 01:00 hrs. Domingo 10:30 – 19:00 hrs.

 

Este pequeño restaurante, ubicado dentro del famoso Mercado Roma, se ha sabido ganar a sus clientes con una increíble constancia de servicio y calidad. Su menú es corto, es su oferta la que aseguran en calidad. Alejandro Zárate lleva ya tiempo perfeccionando sus técnicas de brasa y parrilla y nos ha ofrecido una verdaderamente suculenta Picaña, cocida muy lentamente en una brasa constante. Su textura es suave y al probarla nos impregna de un exquisito ahumado que en conjunto con la sal de mar, nos divide el paladar con una diversificación de sabor impresionante. Aquí la idea es encontrar los verdaderos sabores de cada ingrediente, lo que se demostró con transparente claridad cuando probamos la Lechuga a la Brasa, que mantenía su frescura y cualidad crujiente pero su sabor estaba potencializado. Definitivamente la Reina de la Brasa es un lugar que no debemos dejar de probar, pues hace del almuerzo una auténtica experiencia culinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *