En un contexto en el que todo es inmediato y efímero, en el que se escucha demasiado de lo mismo, se
agradece y da gusto encontrar nuevas propuestas musicales de calidad, ¡y qué mejor cuando éstas son
nacionales!

Lost Ants es una banda de la Ciudad de México integrada por el vocalista y guitarrista Juan Ahued Naime, el
baterista Oscar Rancio, el bajista César Juárez y el guitarrista Christian Zavido, la cual que se formó cinco
años atrás, esforzándose por mantenerse en la escena musical del país, y que en abril lanzó su álbum debut
Bonding with Monsters.

Lost Ants es una agrupación que tiene un sonido fresco. Si tratásemos de explicarlo podríamos decir que
hay algo de space-rock y electro, sin embargo, encasillarla en uno o dos géneros musicales es injusto. Lost
Ants fluye y esto se transmite en sus canciones.

Para conocer más sobre Lost Ants platicamos con Juan Naime. Aquí te compartimos la entrevista.

Mariana Tiquet: ¿Cómo surgió la banda y cuáles fueron las influencias que dieron como resultado Lost
Ants?
Juan Naime: Empezamos siendo amigos. Todos tocábamos y un día dijimos nos propusimos ver qué pasaba
si nos juntábamos a hacer música. El resultado nos gustó mucho. En ese entonces había otros dos integrantes: Vladimir y José Pablo, pero antes de que sacáramos el disco se salieron de la banda y entraron Rancio y Christian. Lo que más nos unió a todos fueron las influencias musicales. Si alguien ponía música, los demás estaban felices de oírla y a todos nos gustaba. Normalmente escuchamos mucho a Gorillaz y Radiohead, también un poco de trip hop como Massive Attack, Portishead e incluso punk, rock, y como crecimos en los 90, el happy punk nos influyó bastante. No hacemos ese estilo pero es parte importantísima de por qué hacemos música.

ESCÚCHALOS AQUI

M: ¿Cómo surgió el nombre Lost Ants y qué representa?
J: El nombre surge de la idea de que siempre es bueno buscar otro camino, haciendo un poco la analogía de
las hormigas que están siempre en una fila, pero de repente ves una por ahí, en la pared o en tu codo.
También es en honor a la gente que no está siguiendo la misma fila que desde chiquitos la sociedad que la
sociedad nos va inculcando. Es una muestra de que hay otros caminos y no pasa nada si los seguimos.

M: Escuchando el disco, es innegable que su trabajo tiene ciertas influencias de la electrónica, del rock, etc. Sin embargo, ¿crees que su música está buscando nuevos caminos?
J: Sí, es cierto que hay influencia del electro y, aunque suene raro, lo que buscamos, en realidad, es no
buscar nada, simplemente dejamos que nos guste el resultado. Esa es la ideología principal. Cuando
trabajamos en alguna canción, si algo no nos gusta, le movemos hasta que nos suene bien a nosotros. Sin
pensar mucho en la escena, en el público, a quién sí a quién no, incluso qué estilo estamos haciendo, pues
no nos apegamos a ningún género musical. Al final, sí suena parecida la banda y sí tiene un estilo propio,
pero no estamos buscando pertenecer a un género en específico. La regla general es que si no nos gusta a
nosotros, entonces va a ser complicado seguir haciendo música. Nos basamos en que estemos satisfechos
con lo que hicimos cuando la escuchemos, y si nos gusta ya es suficiente. La verdad no le damos muchas
más vueltas. Claro que después hay un proceso de producción: mejorar el sonido, agregarle ciertos
detallitos, pero en general las ideas las dejamos plasmadas desde el primer momento. Se vuelve más
sencillo avanzar de esta forma y no quedarse estancando en una canción y en una idea que no te guste. Si
algo no nos está gustando, lo dejamos y hacemos otra cosa otra cosa para luego volver y trabajarla.
Buscamos también con el disco, y con la música en general, que estemos felices con lo que escuchamos y
con lo que tocamos. Que sea muy natural.

M: ¿Por qué componer en inglés? ¿Tiene que ver con que ayuda a llegar a otros lugares o es más una
cuestión que surgió porque así se acomodaron?
J: Yo creo que es por ambas razones. La que considero más importante es que todos en la banda
escuchamos música en inglés siempre. Y es más natural para nosotros que la música sea así porque es lo
que hemos consumido y es de lo que nos hemos llenado. Es una realidad que se pueden meter más
palabras y más rítmicas en inglés porque el idioma se presta y fluye más, pero no es la razón por la cual
escribimos en inglés. Simplemente se nos da con más facilidad a nosotros porque es como hemos
escuchado la música. Ahora estamos trabajado cosas en español. No vamos a sacar nada en un rato pero ya
estamos trabajando en un nuevo disco. Hicimos la prueba y hay cosas en español que nos gustan y se
quedan.

M: ¿Hasta ahora cuál consideras que ha sido el mayor reto que la banda ha enfrentado?
J: Acostumbrarnos y lograr hacer música con el ritmo de vida que hay en esta ciudad y en esta era
tecnológica en la que todo es súper rápido, todo es desechable y todo tiene fecha de caducidad súper
pronta. Entonces se vuelve un reto adaptarse, tener una banda. Son cuatro mentes y cada una tiene voz y
voto. Todos dependemos de todos. Sin uno no se puede seguir. Hay que entender que dependemos el uno
del otro para que esto pueda funcionar, tener las cosas siempre en paz y tratar de que haya armonía. Si no
es así, se dificultan las cosas. El reto es el tiempo que tenemos para juntarnos. Todos trabajamos, hay que
pagar renta, comer. Es acoplarse en horarios. Funcionar como banda.

M: ¿Cuál es el objetivo del grupo? ¿Hay un camino pensado, una meta a corto o mediano plazo o se trata
de fluir y ver qué pasa?
J: Sí, lo hemos platicado y hemos llegado todos a la misma conclusión de que la meta es seguir tocando,
hacer música más que nada y que pase el tiempo. Mi objetivo es que esto no se acabe, con eso estoy feliz.
Hoy es muy fácil que las bandas se desintegren rápido. Hemos visto muchísimas que tienen un disco súper
bueno y luego desaparecen de la escena mexicana y ya no sabes nada. Para mí el objetivo es que logremos
seguir juntos, tocar y hacer música. Con eso ya me doy por bien servido. Lo demás se dará naturalmente.
Hasta ahora la respuesta del público ha sido bastante positiva. Para Juan se debe a que se enfocan en hacer
música del gusto de la banda y así es más sencillo que a la gente le guste. “Al final la gente nos ha dado
comentarios muy buenos con respecto a la propuesta, a la originalidad que manejamos”.

Escucha la música de Lost Ants y síguelos en sus redes sociales para conocer dónde y cuándo podrás verlos tocar en vivo.

Ants