Esta impecable animación canadiense es perfecta para refrescar el verano y tomar un poco del gélido aire de los Himalayas.

Nelly es una detective y Simon es un científico investigador. Se juntan porque deben trabajar en una loca misión para probar la existencia del Yeti, Sasquash o Monstruo de las Nieves, cuya presencia en esas montañas se rumora desde hace siglos.

Para lograrlo, el valiente protagonista decide seguir, cual mapa al pie de la letra, el diario explorador desaparecido que da la ubicación de la supuesta guarida secreta de la criatura.

Acompañados de Tenzig, el guía, y Jazzmin, un pájaro parlanchín, estos aventureros se enfrentan a una serie de peligros que tendrán que superar para así poder cumplir con su cometido.

Esta cinta es, sin lugar a dudas, una buena y diferente opción para los chicos estas vacaciones, es decir, un necesario respiro de Hollywood.