fbpx
Arte

Museo Nacional de Río de Janeiro

Museo brasil

El incendio del Museo Nacional de Río de Janeiro destruyó la memoria de una ciudad que fue capital de un imperio.

Los hierros retorcidos y los escombros se acumulan en la planta baja, el techo desapareció y una de las alas del segundo y del tercer piso se derrumbaron. La fachada, resistió.

El Museo Nacional era el mayor de historia natural y antropológico de América Latina, con más de 20 millones de piezas y una biblioteca de más de 530.000 títulos.

El incendio se declaró el domingo a las 19:30 horas locales por causas hasta el momento desconocidas, cuando ya había cerrado las puertas al público. Sus cuatro guardianes consiguieron salir y no se ha dado parte de víctimas.

museo rio janeiroEl Museo tenía una particular reputación por la riqueza de su departamento de paleontología, con más de 26.000 fósiles, entre ellos un esqueleto de dinosaurio descubierto en Minais Gerais  y numerosos especímenes de otras especies extinguidas (perezosos gigantes y tigres dientes de sable).

Una de las piezas más lloradas es la del más antiguo fósil humano descubierto en Brasil, conocido con el nombre de “Luzia”.

La destrucción del Museo Nacional se convirtió rápidamente en el primer tópico de la red social Twitter a escala global y este lunes el hashtag #LutoMuseunacional seguía figurando entre los cinco primeros.

El Museo Nacional, creado en 1818 por el rey de Portugal Juan VI, se instaló en 1892 en su actual ubicación, el ex palacio imperial de San Cristóbal, en el parque de Boa Vista en el norte de Río, que alberga igualmente un excepcional jardín botánico de 40 hectáreas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *