fbpx
On the Road

¡Qué chula es Puebla! Un viaje cultural e histórico en la Ciudad de los Ángeles

Entre la Ciudad de México y el puerto de Veracruz se localiza Puebla, estado de gran tradición y riqueza cultural. Su capital fundada en 1531, hoy denominada Heroica Puebla de Zaragoza, nos deleita con sus construcciones de estilo colonial. Sus iglesias, edificios coloridos y restaurantes reciben a todo tipo de personalidades. Allí conviven locales, intelectuales, artesanos, artistas y viajeros provenientes de todos los rincones posibles.

Puebla es una de las metrópolis de mayor historia del país. Siempre he pensado que si sus fachadas hablaran nos contarían grandes historias: nos hablarían sobre aquellos hombres extranjeros que se asentaron allí y la nombraron Ciudad de los Ángeles; relatarían las guerras vividas y recordarían a los hombres caídos; nos compartirían todo sobre las primeras edificaciones y la construcción de importantes lugares como la biblioteca más antigua del país y el primer teatro de América Latina.

No se puede conocer la historia de México sin haber estado en Puebla. Te invitamos a recorrer esta ciudad trazada por ángeles y deleitarte con todo lo que tiene para ofrecer.

Escucha el canto de la ciudad con el repique de las campanas que adornan sus iglesias y observa los detalles tallados en talavera que visten sus edificaciones. Camina al Centro histórico de Puebla y visita la Catedral, contempla su interior con detenimiento y descubre todos los tesoros del arte novohispano que resguarda. Visita también el Templo de San Francisco, cuya fachada de estilo churrigueresco destaca por su construcción con azulejo, ladrillo y cantera. En el interior se encuentra la momia de San Sebastián de Aparicio, venerado por muchos fieles. El Templo de la Compañía es otro monumento histórico que vale la pena visitar por su belleza y entrada de estilo italiano. La Capilla del Rosario, gran obra del barroco novohispano y cuya cúpula resplandece en oro, es un claro ejemplo de porque Puebla es hogar de los ángeles.

Sigue el recorrido hacia la Casa de Cultura en donde se encuentra la Biblioteca Palafoxiana que nació en 1646 cuando el obispo Juan de Palafox y Mendoza donó su biblioteca personal. No sólo es la biblioteca más antigua del continente, sino que también es considerada por muchos entre una de las más hermosas de América. Destacan las estanterías talladas en cedro, ayacahuite y coloyote en las que reposan más de 45 mil volúmenes (algunos de ellos del siglo XV).

Visita el Museo Amparo, uno de los centros más importantes para la difusión de las artes y la cultura en México, que exhibe obras del arte virreinal de los siglos XIX y XX, así como importantes exhibiciones nacionales e internacionales. Haz una parada en la cafetería localizada en la terraza y admira el centro histórico desde las alturas. Como parte de este recorrido cultural e histórico, incluye la Casa de Alfeñique. Contempla el exterior de estilo barroco, cuyo interior resguarda piezas, documentos y fotografías de los siglos XVIII y XIX. Si lo deseas, también puedes visitar el Museo de la Revolución Mexicana, conocido como la Casa de los hermanos Serdán, donde ocurrió el primer tiroteo de la revolución.

Si quieres ir más atrás en el tiempo, visita el lugar donde ocurrió la batalla de Puebla: los fuertes de Loreto y Guadalupe. Si te gustaría conocer las profundidades de la Puebla colonial, haz el recorrido del Pasaje histórico del 5 de mayo. Desde Los Fuertes, puedes tomar el teleférico que cruza la ciudad; disfruta del panorama con los volcanes Popocatépetl e Iztaccihuatl de fondo y la bella ciudad de Puebla a sus pies. Otra gran opción para vislumbrar la Ciudad de los Ángeles es hacerlo desde la Estrella de Puebla, una rueda de la fortuna que alcanza los 80 metros de altura.

En la Zona Angelópolis puedes ir al Museo Internacional de arte Barroco, inaugurado en febrero de 2016 y diseñado por el reconocido arquitecto japonés Toyo Itō. El exterior vanguardista resplandece en blanco, mientras que el interior cautiva con exposiciones permanentes dedicadas al barroco y salas interactivas.

Déjate guiar por los sentidos en el Barrio del Artista, un lugar muy pintoresco en el que artistas exponen su obra al tiempo que las realizan. En el Callejón de los Sapos encontrarás artesanías y antigüedades. Si deseas comprar más artesanías, puedes hacerlo en el mercado artesanal más grande del centro: El Parián. Encontrarás figuras talladas en talavera, piezas de onix y textiles con diseños característicos de la región. Si estás un domingo en Puebla, recorre el tianguis de Analco en el que serás parte de la vida y vibra de un día dominical en este barrio indígena.

Por supuesto, la gastronomía es parte fundamental de Puebla. Consiente a tu paladar con mole poblano, chiles en nogada, chalupas, cemitas, molotes, camotes y mucho más. Para comer comida típica te recomendamos El Mural de los Poblanos, llamado así por el mural que se encuentra en su interior realizado por Antonio Álvarez Morán. La Casona de la China Poblana también ofrece muy buena cocina tradicional. El restaurante se encuentra en el patio central de esta casa que hoy funciona como hotel boutique, una excelente opción para hospedarse. La Noria garantiza preservar los sabores y tradiciones de lo mejor de la cocina mexicana.

Después de una buena comida o cena, conoce el bar más famoso: La Pasita. Su éxito se debe en parte a los nombres de las bebidas que tienen un efecto bastante fuerte. Ahí los tragos se piden como cuadras; pedir una de tres cuadras significa que bastará caminar tres calles para sentir los efectos. Si quieres ver brillar a Puebla y experimentar la vida nocturna puedes hacerlo en la zona de bares de Cholula en los alrededores de la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP). También en la Av. Juárez encontrarás muchos bares y restaurantes.

Para hospedarte, además de Casona de la China Poblana, nuestra recomendación es el hotel boutique Casona María en donde cada objeto busca relatar una historia sobre la cultura poblana. Otra opción es Mesón Sacristía de la Compañía, una vez en el interior es imposible no sentirse en el siglo XIX.

Puebla conserva gran parte de la historia de nuestro país. El pasado vive a través de cada uno de sus tesoros que la hacen brillar como una ciudad digna de ángeles. Es allí en donde el paladar se endulza con mole y los sueños se refuerzan con talavera. Es la Heroica Puebla de Zaragoza, ciudad que canta al ritmo de campanas. Definitivamente, ¡qué chula es Puebla!

 

Avatar

Sobre el autor

Es Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Anahuac. Interesada en las diversas formas de expresión del ser humano, desde hace varios años ha sentido una gran pasión por contar historias. Es para ella enriquecedor escribir y transmitir a través de las palabras emociones e información relevante. Cree firmemente que la riqueza se encuentra en la diversidad. Es por ello que disfruta viajar y conocer gente de otros rincones del mundo, siempre con la finalidad de comunicar lo vivido.

(1) Comentario

  1. […] otro de los destinos que Mariana Tiquet ha visitado. ¡No te pierdas el ON THE ROAD de PUEBLA […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *