fbpx
Arte

Ravi Zupa. This Must Be The Place.

MAIA Contemporary (Colima 184, Roma Norte, Cuauhtémoc, CDMX) presenta la inauguración de la exposición individual de Ravi Zupa titulada This Must Be The Place.

A través de la historia, las personas han viajado en todas direcciones trayendo con ellas sus propias maneras de pensar. Estas maneras se han mezclado con las de otros que se han encontrado en el camino dando como resultado nuevos esquemas de pensamiento.

En This Must Be The Place, Ravi Zupa toma como inspiración la leyenda de fundación de Tenochtitlán (actualmente la Ciudad de México) como una metáfora para explorar los conceptos de hogar y familia y como ese espacio simbólico en el que uno se siente cómodo para echar raíces.

Explorando cómo personas de diferentes culturas comparten temas, intereses y preocupaciones similares, Ravi Zupa crea obras que son el resultado de una mezcla de estéticas que nos recuerdan cómo todos, a pesar de nuestras diferencias, estamos conectados.

Inaugura el 10 de agosto a las 19:30 hrs y estará abierta al público en general desde el 11 del mismo mes de lunes-miércoles 11am – 5pm, jueves – viernes 11am -8pm y sábado 12 pm – 8 pm.

La galería MAIA Contemporary es un espacio dedicado a promover arte contemporáneo de artistas emergentes y consolidados en el mundo del arte.

Todas las obras de Ravi Zupa son pintadas a mano por él mismo. Zupa considera que los libros son a mejor forma de experimentar el arte y por lo mismo, ha pasado décadas estudiando el arte de otras culturas, así como distintos movimientos artísticos. Completamente autodidacta, Zupa obtiene su inspiración de los trabajos alemanes del renacimiento, los flamencos, los expresionistas abstractos y los artistas en madera japoneses, entre otros estilos. Su obra integra imágenes que parecen no estar relacionadas en búsqueda de un “algo universal”.

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *