Se rumora que esta cinta será la que finalmente le dé el premio Oscar a Glen Close, quien lleva ya mucho tiempo mereciéndolo.

En esta comedia oscura de Björn Runge, Close interpreta a la esposa de un escritor ganador del Premio Nobel, y su historia muestra la tragedia de generaciones enteras de grandes y brillantes
mujeres ignoradas, gracias a los retorcidos y retrógradas roles de género. Joan, su personaje, es invisibilizado por su marido, su familia y el mundo entero, situación que, en palabras de Close, es una con la que todas las mujeres se pueden identificar, ya sea que pertenezcan a generaciones más jóvenes o de mayor edad. La idea de que la mujer renuncie a sus propias ambiciones para
servir a las de los demás es algo muy común.

Esta película está llena de sutilezas en cuanto a lo que son las relaciones hombre-mujer, y cómo algunas féminas son definidas a través de sus varones. La cinta ilustra a través de flashbacks los
deseos y aspiraciones que Joan tenía y cómo poco a poco fueron siendo abandonados para lograr apoyar a su marido en cumplir los suyos.

Este es un tema de gran relevancia hoy en día y creemos que es una pieza imperdible, ya que tanto su guión, actuaciones y factura merecen la atención de todo el público.