fbpx

En el Bajío mexicano, donde cruza la Sierra Madre Occidental, nos encontramos con una ciudad que ha sido bañada y bautizada por aguas termales. Aguascalientes es reconocida por sus textiles, así como por la industria automotriz y electrónica. Para algunos el atractivo principal es La Feria Nacional de San Marcos y la Fiesta Brava que se celebra en la Monumental Plaza de Toros. Quienes estamos en contra de la tauromaquia, podemos disfrutar de los museos, la gastronomía y las edificaciones históricas. Aguascalientes fue el lugar de nacimiento de José Guadalupe Posada, es la cuna del deshilado, ciudad donde los dulces de guayaba se disfrutan con una caminata al aire libre y donde se observa el esplendor de una época en la que el ferrocarril recorría la nación.

Dedícale a Aguascalientes un fin de semana y conoce todo lo que esta ciudad localizada en el centro del país tiene para ofrecer.

Inicia el recorrido en la Plaza de Armas o Plaza Principal, la cual reúne a los locales que salen en busca de tardes soleadas. En los alrededores se encuentra el Palacio de Gobierno, un recinto construido en cantera y tezontle y cuyo interior resguarda la historia de la ciudad a través de bellos murales. Desde esta plaza puedes observar el edificio que fue el Hotel de Francia, obra del gran arquitecto de Aguascalientes Refugio Reyes Rivas, que hospedó a políticos, artistas y empresarios, y que hoy alberga un Sanborns; si bien el interior ha sido transformado completamente, el exterior se conserva en excelente estado.

A unos cuantos metros encontrarás la Catedral de Aguascalientes, dedicada a la Virgen de la Asunción, y a un costado de ésta el Teatro Morelos que le dio a la ciudad la modernidad que tanto anhelaba durante el Porfiriato. En este recinto se celebró la Soberana Convención Revolucionaria de 1914 que reunió a los líderes de la Revolución mexicana. Junto al Teatro Morelos se construyó, en 2015, una estructura de doble aluminio recortado y cubierto con pintura cerámica blanca. A esta obra del artista holandés Jan Hendrix se le conoce como el Patio de las Jacarandas.

Otro importante monumento que se encuentra en el Centro Histórico es el Templo San Antonio de Padua, diseñado y construido por Refugio Reyes Rivas. Este monumento eclesiástico tallado en cantera posee distintos estilos arquitectónicos, entre ellos gótico, neoclásico y barroco. Al frente se aprecia una cúpula bulbosa, de estilo ruso, mientras que la parte posterior destaca por una bella cúpula de doble vitral. A 200 metros se encuentra el Castillo Douglas o Castillo Ortega, construido en 1923, también por Reyes Rivas, bajo petición de Edmundo Ortega Douglas, nieto del inglés John Douglas que se estableció en Aguascalientes. Sobre la puerta de la entrada de cantera se observan las iniciales de Edmundo Ortega y Carmen Llaguno, mujer y razón por la que Edmundo construyó esta fortaleza.

Para comer te recomendamos el mercado gourmet Quinto Barrio o puedes probar comida local como los esmeriles (gorditas rellenas de papa o chorizo) y las chiquiadas (rellenas con queso y rajas o flor de calabaza) en La Saturnina. Fuera del centro se encuentra Mi Lola, un restaurante que sirve cortes, pizzas a la leña y pastas.

En la noche recorre la calle Venustiano Carranza, donde encontrarás una gran variedad de restaurantes y bares. Aquí se concentra la vida nocturna de los hidrocálidos, a excepción de los días en los que se celebra la Feria de San Marcos, cuando la mayor parte del movimiento se localiza en el Jardín San Marcos que sirve de entrada a la que es considerada la feria más importante del país. En el Templo de San Marcos también se da inicio a esta celebración.

Al día siguiente dirígete al Barrio del Encino o Barrio de Triana, el primero de los cinco barrios que dieron origen a la ciudad de Aguascalientes. Desayuna en La Mestiza, donde encontrarás tacos de nata y champurrado, así como platillos yucatecos. Después haz un recorrido en honor al autor y responsable de la imagen de La Catrina: Guadalupe Posada. El Museo que lleva su nombre cuenta con un acervo de más de 3 mil piezas, la mayoría de ellas de este importante ilustrador y caricaturista que se mostró en contra del régimen de Porfirio Díaz. Entre su trabajo se encuentran ilustraciones políticas, litografías satíricas, dibujos que reflejan el folclor y el costumbrismo mexicano, las clásicas calaveras y La Catrina. Entre otros de los autores de los que se aprecian trabajos en este museo, considerado uno de los íconos de la ciudad, están Tamayo, José Fors y Manuel Manilla

El Museo Nacional de la Muerte también alberga obras de Posada. La finalidad de este recinto es la de “rescatar la personalidad renovada y festiva de la iconografía de la muerte y el arte funerario en México, con un recuerdo de las manifestaciones tradicionales y coloridas de la muerte, tales como el papel picado y las calaveras de azúcar”.

Camina sobre la calle peatonal del codo, aquí hay restaurantes, cafeterías y boutiques. Dirígete a la Avenida La Alameda y visita Casa Alameda, un espacio que reúne diseño, arte y gastronomía en una finca de 1914. Aquí encontrarás un show room de diseñadores mexicanos, una galería de arte y lugares que sirven pizzas, ensaladas, pastas y otros platillos, así como café, vino y cerveza artesanal.

Frente a los manantiales de Ojo Caliente encontrarás el Gran Hotel Alameda de hermosa arquitectura que se remonta a la época porfiriana. Pasa aquí una noche y disfruta de una estancia cómoda y elegante. O si lo prefieres, visítalo para cenar en el restaurante Las Uvas que se encuentra en el interior.

A la mañana siguiente visita la Plaza de las Tres Centurias, compuesta de tres edificaciones que datan de los siglos XIX, XX y XXI. En el edificio del Almacén de Carga se encuentra el Museo Ferrocarrilero de Aguascalientes, que actualmente cuenta con una colección de más de 10 mil piezas de maquinaria, herramientas y documentos sobre la historia del sistema ferroviario. En esta plaza se encuentra el Taller de Locomotoras que sirve como centro de exposiciones y convenciones. En este lugar se construyó la primera locomotora de México: La Cuarenta. Otros de los atractivos que ofrece la plaza son el Reloj Monumental y las fuentes danzarinas.

Antes de partir disfruta de las chascas (esquites a los que se le agregan otros ingredientes) y las chascafrutas (helados de yogurt con fruta). Compra artesanías y no dejes de admirar el deshilado que llegó a esta tierra con las mujeres hispanas y que fue adoptado por indígenas y mestizas. Acudir a los talleres implica admirar esta labor en la que se entreteje la percepción de un mundo caracterizado por flores y aves, y que ha perdurado a través del tiempo. Después de todo, Aguascalientes es una ciudad que se caracteriza por mantenerse a flote; una ciudad que encuentra virtud en el agua.

Hospedaje:

Hotel boutique la Casa del Jardín – F. Ledesma #106, Centro, 20100 Aguascalientes, Ags.

Gran Hotel Alameda – Av. Alameda #821, Héroes, 20190 Aguascalientes, Ags.

Hotel Las Trojes – 792, Las Trojes, Blvd. Luis Donaldo Colosio Murrieta, 20120 Aguascalientes, Ags.