fbpx
Gastronomia

Vasconcelos: cocina mexicana de vanguardia

Este restaurante de comida mexicana originario de Monterrey, NL llega con todo a un espectacular local en el corazón de Polanco. En una gran casa californiana restaurada, Vasconcelos, llega a la Ciudad de México con todo lo mejor y más suculento de su menú original y una nueva apuesta premium para los comensales más exigentes. Y aunque el menú de este lugar presume de excelentes carnes y cortes finos, también tiene una variedad vegetariana que permite que todo el mundo disfrute de su deliciosa sazón.

Un espacio que enamora

Desde la entrada, el precioso espacio de tres pisos antoja una permanencia mayor a una simple comida. El restaurante cuenta con áreas abiertas, espacios para los que pasan con un poco más de prisa, barras, terrazas y hasta un salón privado para 30 personas. La decoración es impecable, conservando el estilo original de la casa, pero modernizándolo con detalles actuales y mayor iluminación, sin dejar de lado su glorioso candil original que cuelga del hall central.

Vasconcelos

Entradas

No puedes perder la oportunidad de empezar con un trago, un Gin Tonic Cítrico -por ejemplo- sello de la casa, preparado por su mixólogo, Isaac Amezcua. Y arrancamos una tarde de delicias, una tras otra y cada una igual de exquisita. Lo primero que nos trajeron fue un vasito de Esquites, con chile de árbol y epazote, unas Tostadas de Atún y unos Tacos de Milanesa de Rib Eye Empanizada servidos con papas fritas. De verdad que lo sabroso de este trío es de no creerse, cada probada era un acierto.

Tacos de milanesa de Rib Eye

Así, nos llegó la Ensalada Asada al Centro, con espárragos, elote, calabacitas y cebolla cambray a las brasas, con lechuga, aguacate, queso panela y vinagreta de limón, fresca y muy mexicana; unas Sabanitas de Rib Eye, acompañadas de chiles toreados y cebollitas cambray asadas y un Chicharrón de Pulpo, con aguacate, frijol, tocino y arúgula. Cabe destacar que sus salsas son una delicia, desde la de la casa hasta sus emulsiones. No te las debes de perder por nada.

Chicarrón de pulpo

Delicias principales

Dentro de los platillos de la carta que se diseñó para CDMX no debes dejar de probar el Robalo a las Brasas, delicadísimo en una cama de pimientos y tope de flor de calabaza tempura. En este sentido, no pudieron darme más gusto que con el Rib Eye a las Brasas de la mejor calidad y en el punto de cocción perfecto, hicieron de mi experiencia una grandiosa. Para lahora de los postres estábamos muy entusiasmados con probar el Flan de Queso Panela y vaya que valió la pena.

Robalo a la plancha

Elegante dulzura

Este flan sin huevo es el postre perfecto, ya que con la guarnición de chicharrón de queso panela, es la combinación perfecta entre dulce y sal. Otro imperdible es el Helado de Galleta María, que tiene la mejor consistencia y sabor, en el punto perfecto. También comimos Ate con Queso, Rollo de Guayaba, Gorditas de Nata, acompañadas de cajeta, chocolate o leche condensada, y un poderosísimo Pastel de Chocolate de 16 capas.

Helado de galleta maría

Definitivamente la comida mexicana toma un sentido muy particular en Vasconcelos. Su paleta de ingredientes y las creaciones de su chef, Fernando Aguilar Fao, son una
sucesión de placeres. Vasconcelos ha llegado para sentar precedente en cuanto a comida mexicana de brasa, y para quedarse. Aplausos.

Si este artículo te gustó, lee sobre nuestra visita a Rosa Negra

Visítalos

Vasconcelos está en Av. Pdte. Masaryk 120 esquina Schiller, Polanco.

Tel. 7826 9434

Reservas online AQUÍ

Mirna Calzada

Sobre el autor

The Boss.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *