fbpx
Cine

Yossi Ghinsberg. La increíble historia del espíritu humano.

En 2017 se hizo la premiere, en Australia, de la película Jungle, protagonizada por Daniel Radcliffe, y la cual cuenta la historia de Yossi Ghinsberg. En nuestro país aún está por estrenarse, sin embargo, tuvimos la increíble oportunidad de entrevistarlo.

Con una personalidad cálidad y un rostro apacible, Yossí se ve que disfruta estar en nuestro país. “Siento mucha emoción y placer de estar en México. Este pais me encanta y me siento como en casa. El idioma, la comida, la bebida, todo me me gusta. Además de su gente y el color de esta cultura. Espero que mi historia tenga éxito aquí porque tengo muchas ganas de volver y ser parte de este país.   Mi experiencia es trae un mensaje para el ser humano, uno muy profundo. Esa es la principal razón por la que decidí hacer esta película. Mi historia es acerca del espíritu humano y la amistad. Además, es sobre nuestro poder de sobrevivir, de la importancia de la amazonia, de la gente indígena y de su cultura. Con lo que me sucedió pretendó mejorar la percepción que tenemos sobre nosotros mismos y la vida”.

En 1981 Yoshi Ghinsberg (israelí) y Kevin Wallace (estadounidense) decidieron conocer parte de Sudamérica. Bolivia no estaba en sus planes, pero el azar hizo que encontraran a Karl, un aventurero australiano que se ofreció a guiarlos hacia una comunidad tacana que, según él, guardaba valiosos tesoros de oro. Unos días después, los exploradores se hallaban andando la selva boliviana. A la aventura se sumó Marcus Stamm, un joven suizo.

Al preguntarle cómo es que tomó la decisión de internarse en la Amazonia, Yossi nos responde: Primero que nada, fue una decisión de una persona muy ingenua. Yo era un joven con muchos sueños pero con muy poca experiencia. Se podría decir que incluso tuvo que ver con algo de estupidez. A veces, ser joven es ser un poco tonto. Sin embargo, esa valentía sin medida te hace ser el protagonista de una historia como esta. Se necesita ser realmente un soñador con una gran dosis de incredulidad para emprender algo asi. Ser joven es no tener miedo y pensar que todo es posible. Esa es mi historia. De joven leí muchos libros de aventuras y en ese momento pensé que leer no era suficiente. Yo quería ser el protagonista de mi propia aventura. Salí con esta idea. Ese era mi sueño. Entre a la Amazonia con la esperanza de encontrar un lugar del que se hablaba mucho pero en el que nadie había estado. Quería encontrar a una tribu que jamás había sido contactada. Era el sueño de un niño. Así encontré a una persona que me aseguró que podía llevarme, que conocia la Amazonia y que sabía de un lugar dónde nadie nunca habia estado. Me fui con él a buscar mi aventura. No sabía que esa persona mentía y que de cierta forma era peligrosa. Él no volvió de este viaje, yo sí”.

Tras una semana de caminata, los excursionistas se perdieron y construyeron una balsa para navegar el río con la esperanza de llegar a Rurrenabaque, donde nació su travesía. Sin embargo, y luego de cuatro días, la violencia del afluente causó que Kevin y Marcus decidieran separarse y siguieran su camino por la selva. Hasta el día de hoy no se sabe nada de su paradero. Mientras tanto, Yossi y Kevin continuaron por los fuertes rápidos del Tuichi los cuales volcaron su balsa. El joven estadounidense logró arrimarse a tierra, pero perdió contacto con su compañero judío. En la vida hay cosas muy misteriosas” –nos relata- “tales como el destino. Siento que era mi destino hacer esto. Esta aventura cambió mi vida, la de muchas personas en Bolivia y la de los indígenas en la selva pues transformó completamente la zona. Mi historia afectó a muchas personas en diferentes partes del mundo. Es un gran orgullo que mis errores y mi ignorancia hayan logrado algo”.

 

Luego de ser rescatado por cazadores, Kevin comunicó la desaparición de los otros. Entonces, las autoridades de Rurrenabaque contactaron al cazador Abelardo Tudela, quien tenía 31 años y conocia la zona. Fue así como Yossi fue rescatado de la amazonia boliviana. “Volver a la civilización fue una algo muy profundo. Lo que me sucedió que va más allá de la supervivencia. Es algo que no puedo explicar a la perfección. Te puedo decir que no es una casualidad que me haya salvado. Hubo un poder superior que me cuidó. Al volver, me fue imposible olvidar que toqué una parte de lo divino. Esto no es un tema de fe o de religión, sino de sentimiento, de espiritualidad. Viví un verdadero milagro y esto afectó de manera muy profunda mi vida. El cambio fue a tal grado que no pude continuar con la vida que habia dejado antes. Esta aventura me hizo preguntarme sobre la existencia misma. ¿Por qué me salve? ¿Por qué yo? ¿Para qué sobreviví? ¿Qué es lo que tengo que hacer con mi vida? Toqué algo que no puedo explicar con palabras y que cambió por completo el rumbo de mi existencia”.

Las experiencias que Yossi Ghinsberg vivió durante las tres semanas que deambuló solo por la selva se hallan en su libro Back From Tuichi: The Harrowing Life-and-Death Story of Survival In The Amazon Rainforest. En el libro Ghinsberg narra como se alimentaba en la selva con los frutos que veía comer a los monos y con carne de serpientes. Además, relata que, siempre atento a la presencia del jaguar, intentaba dormir sobre ramas, expulsando de su cuerpo sanguijuelas y hormigas rojas gigantes que se alimentaban de su sangre y cuerpo.

Durante la segunda semana, una lluvia terrible inundó gran parte del área donde Yossi se encontraba y estuvo a punto de morir ahogado. Días antes de ser hallado, Yossi desistió de su doloroso intento de seguir caminando. Sus pies eran una masa sanguinolenta. A punto de entregarse a la muerte, al atardecer del día 21, percibió a la distancia el sonido de disparos. Era la expedición de Tudela que había tomado cuatro días en llegar al área. Luego de ser rescatado, Yossi pasó tres meses en el hospital recuperándose. En su increíble historia cuenta que en los días que estuvo perdido se le apareció una mujer. “Eso fue algo muy interesante y es la parte que no puedo explicar. Te puedo decir que yo logré sobrevivir gracias a mi imaginación. Mi mundo imaginario me permitió escapar de la selva, especialmente durante las noches. Estar en la jungla durante las horas de oscuridad, sin fuego y sin arma, escuchando los sonidos y sintiendo que todo se mueve y que a tu alrededor hay animales que pueden acabar contigo en un instante, es algo extremadamente fuerte. No podía dormir, y sin descansar no me iba a ser posible sobrevivir. Por lo tanto, escapar de esta situación era muy importante para salvarme. Logré huir con ayuda de mi imaginación. Imaginé varias historias y con ellas logré escapar de la selva y pasar las horas de la noche en sueños. Te cuento esto porque la mujer que encontré y con la que hable por dos días, no era parte de mi imaginación. Ella simplemente apareció. Yo no la imaginé, no la pensé. Ella conforma una serie de milagros que viví. Pero déjame contarte una cosa aún más interesante. Esa mujer no me ayudó nunca con nada. Estuve muy débil, muy delgado. No comí durante días y no podía casi andar. De pronto, ella apareció y salvó mi vida sin ayudarme en lo absoluto. Lo que ocurrió fue que era ella la que necesitaba de mi, de mi ayuda. Eso fue lo que me salvó. Esta es una de las partes más profundas y bellas de mi historia.”

Diez años despues de su rescate, regresó a la jungla boliviana para poner en contacto a la población de San Juan de Uchupiamonas con el Banco Interamericano de Desarrollo, el cual donó 1.25 millones de dólares para la construcción de un alojamiento ecológico solar y para el entrenamiento de los locales para usarlo. También logró que Conservation International pudiera proteger 4.5 millones de hectareas alrededor del poblado de San José y que éstas fueran declaradas Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado Madidi.

Su labor para proteger los derechos de propiedad intelectual de los indigenas ha sido incansable y fundó EthnoBios, una compañia de biodiversidad en la cuenca de la Amazonia. Además, creó doce centros para el tratamiento de adiccion a los opiaceos, un festival de música para promover la reconciliación entre Palestina e Israel, una marca de diseño interior y paisajismo creado a partir de elementos reciclados y es fundador y CEO de Headbox y Blinq.me. Desde 2011 es orador motivacional y cuenta su historia en la jungla amazónica. “Esta experiencia aún tiene repercusiones en mi y me ha dado una misión: compartir con los demás mi contacto con lo espiritual. Sin embargo, siempre lo hago desde una postura de humildad. En realidad, cuando compartó con los demás, me estoy hablando a mi mismo porque lo necesito”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Avatar

Sobre el autor

Vive en una ubicación no revelada y desde ahí trabaja en algunos proyectos
que prefiere mantener en secreto. Escribe para poder sobrevivir el caos y la
nostalgia de su vida diaria. Es maestra en Arte y ahora considera qué tal vez
sea necesario tener otro título para guardarlo en un librero. Le gustan los
perros, ama el cine y la música. Hasta hace poco tiempo entendió que la vida no tiene sentido y desde entonces es muy feliz y vive cada día como si fuera el último. Seguirá escribiendo hasta que las luces se apaguen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *